Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La visión de los inmigrantes marroquíes al llegar a España: tres años de sufrimiento y, después, un trabajo porque “así lo quiere el Rey”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los inmigrantes marroquíes en España tienen puestas sus esperanzas en dos factores: el simple paso del tiempo y la confianza en que, al final, el Rey don Juan Carlos les dará los papeles.

Il Corriere della Sera ha realizado un reportaje en Canarias, en el que ha ido hablando con marroquíes para conocer lo que piensan sobre su futuro en tierras españolas, adonde han llegado de forma ilegal. En síntesis, estos ilegales piensan que basta con aguantar tres años en España y confían en que, después, el Rey les concederá los papeles. En ese sentido, Zapatero y Rubalcaba les son indiferentes.   El mito de la gracia del Rey se ha extendido entre los inmigrantes. “Lo pasas mal durante tres años, pero después te dan los papeles y un trabajo. Así es la ley en España, así lo quiere el Rey”. Estas son las esperanzas de Mohamed, un marroquí que ha logrado llegar a las Islas Canarias.   La enviada especial del diario italiano habló con Mohamed en el centro de acogida de la Cruz Roja de Las Palmas, y concluye que “para él [el inmigrante] España es una monarquía, como Marruecos, donde un soberano administra como quiere la felicidad y los padecimientos de sus súbditos”. “Millares de ‘Mohamed’ –dice la periodista- no dudan: se trata de esperar. Tres años o quizá menos”.   Italia está asistiendo también a llegadas masivas de inmigrantes, por eso la prensa observa con atención los movimientos en nuestro país. ¿Y qué piensa Mohamed de las naciones europeas? “Francia es un país racista –analiza-. Italia, en cambio, es ideal. Si trabajas sin dar molestias, la Policía te deja en paz. En España, en cambio, si te detienen, terminas en prisión”.

·Publicidad·
·Publicidad·