Martes 30/05/2017. Actualizado 08:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo que preocupa a miembros del Gobierno. La obsesión única de Rajoy es cumplir el objetivo de déficit, lo demás no le importa: dice que eso bastará para salir de la crisis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay cierta inquietud entre destacados miembros del Gobierno por la sorprendente actitud de Mariano Rajoy. Por lo que han comprobado, se muestra obsesionado con un único propósito: cumplir el objetivo de déficit. Todo lo demás no le interesa. Y eso precisamente es lo que preocupa a esos ministros.

Según ha conocido El Confidencia Digital de fuentes internas del propio Ejecutivo, la posición del presidente se ha convertido en una auténtica fijación, que provoca un efecto negativo de gran calado: lo único que le interesa es lograr esa meta, y no le importa descuidar todo las restantes cuestiones que corresponden al Gobierno.

Crecimiento y empleo

Algún ministro, sobre todo el área económica, se queja de que Rajoy se está jugando todo a una sola carta, cuando también existen otras urgencias del país.

Al parecer, Luis de Guindos le ha comentado que no es razonable apostar solamente por el cumplimiento del déficit: tiene que prestar atención a otros retos de gran calado.

Por ejemplo, debería preocuparse también de activar políticas de crecimiento, impulsar medidas estructurales para recuperar empleo, etc. Según las fuentes consultadas por ECD, el presidente no le escucha.

“Podemos conseguirlo”

Sobre el objetivo de déficit, Mariano Rajoy traslada a su entorno más próximo, el equipo de La Moncloa, este mensaje: “Podemos conseguirlo”.

Argumenta que, si España alcanza esa meta, habrá demostrado que es “un país fiable”. En opinión del presidente del Gobierno, eso bastará para salir de la crisis. Todo lo demás no importa.

Rajoy cree que, si consigue cuadrar el déficit a final de año, el país podrá crecer. “Seremos sólidos y creíbles. Y a partir de ahí comenzará la senda de la recuperación”, sostiene.