Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los principales sindicatos policiales concluyen la campaña electoral al Consejo de la Policía a la gresca y con duras acusaciones mutuas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No sólo los políticos se encuentran en plena campaña electoral. Estos días, los dos principales sindicatos policiales miden sus fuerzas para reclamar el voto a sus afiliados con estrategias basadas en las críticas a sus oponentes. Mientras el Sindicato Unificado de Policía (SUP) califica a la Confederación Española de Policía (CEP) de “sindicato gazpacho”, éste lo acusa de justificar hace 17 años la existencia de ETA.

La cita con las urnas es hoy miércoles. Atrás ha quedado una campaña electoral escasa en debates programáticos y numerosas acusaciones mutuas. El SUP aspira a mantener la mayoría y no ha escatimado en “adjetivos” hacia sus oponentes. De momento, la crítica más feroz apunta directamente a la subvención que ha recibido su rival de la Comunidad de Madrid para cuestionar su independencia política.

Según el SUP, la organización policial ha recibido más de 90.000 euros para un proyecto de asistencia a mujeres maltratadas. El SUP se pregunta si la donación es una forma encubierta de recibir dinero de un gobierno afín a su ideología. “Sea como fuere, nosotros no recibimos más dinero que de nuestros afiliados y por eso no obedecemos a nadie. ¿Qué hará cuando reciba órdenes contradictorias del Gobierno, la Comunidad de Madrid, UGT, el PP o la AVT? Por sus acciones merecen el nombre del SINDICATO DEL GAZPACHO”.

Hay que decir que, además, de las aportaciones de los afiliados, Interior sufraga a los sindicatos con 400.000 euros anuales que se reparten en virtud de su representación en el Consejo.

Los ataques de la CEP a su rival van por otra línea. Han rescatado una entrevista del líder sindical, José María Sánchez Fornet, al diario Egin, ilegalizado por la Audiencia Nacional por su afinidad con ETA y ahora sustituido por Gara, en donde apostaba por la salida negociada. “En aquel momento, ETA tenía razón de ser, pero ahora no”, dijo Fornell. La CEP califica la entrevista de escándalo policial y afirma que el SUP llegó a justificar la existencia de la banda terrorista.

La campaña es seguida de lejos por otras organizaciones sindicales más minoritarias como el SPP, que hace dos días, planteó ante los tribunales una denuncia contra la UFP, la CEP y el SUP por regalar relojes y otros obsequios como un modo de conseguir el voto de sus afiliados.

Aquí se incluyen, por cierto, los 25.000 televisores de última generación que ha puesto el SUP sobre la mesa para movilizar hoy a sus afiliados. “Es nuestro dinero”, se defienden.