Miércoles 27/07/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Análisis de GAD3 y Celeste-Tel

Los sociólogos avisan: el partido responsable de que no haya Gobierno será penalizado en las urnas

Los españoles no toleran tanta incertidumbre y aguantarán dos o tres semanas más de negociaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un mes después de las elecciones generales del 20-D, la situación política en España sigue sin resolverse. Las principales formaciones políticas continúan negociando para llegar un acuerdo y, de esa manera, intentar formar Gobierno. Mientras, las grandes empresas demoscópicas estudian cómo quedaría el panorama político si se celebraran nuevos comicios. Según los sociólogos, el partido percibido como responsable de que no haya Ejecutivo será castigado en las urnas.

Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Mariano Rajoy. Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Mariano Rajoy.

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con dos empresas demoscópicas, GAD3 y Celeste-Tel, para conocer las principales conclusiones que los expertos han extraído de sus respectivos estudios.

Los sociólogos definen la situación política actual como algo “paradójico” porque, según explican a ECD, “la mayoría de los españoles quiere pactos, pero, al final, ningún acuerdo posible recibe un apoyo mayoritario". En ese sentido, se refieren a las alianzas que se están planteando con partidos vascos y catalanes: “El 90% del electorado que no vota a los nacionalistas no quiere un pacto con ellos”.

Tanto GAD3 como Celeste-Tel observan que la opinión pública está cambiando constantemente en función de lo que ve, es decir, de las maniobras que hacen las formaciones políticas: “El voto del electorado varía cada semana”. Con todo, Celeste-Tel asegura que “el mayor cambio en el voto se va a producir ante la escenificación de un drama: no hay posibilidad de formar Gobierno”.  

Habrá menos participación en unas nuevas elecciones

Los analistas calculan que, de haber nuevas elecciones generales, estas se celebrarían en torno a mayo o junio. En ese sentido, aseguran que “cada día crece la sensación de que habrá que volver a las urnas”.   

Si se celebraran nuevos comicios, la participación sería menor. En concreto, Celeste-Tel apunta a una disminución del 3% con respecto a las elecciones del 20-D. Además, de los que sí acudirían a las urnas, “la mayoría cambiaría su voto, aunque todavía no se sabe en qué dirección”, explican los expertos.

Por otra parte, añaden, habría más voto estratégico –también denominado útil- que nunca. El voto útil concede máxima importancia a ganar la elección concentrando el voto, a la vez que busca evitar la dispersión del mismo en múltiples alternativas. 

Según los datos obtenidos por Celeste-Tel, así quedaría el mapa de resultados: “El PP y Podemos mejorarían, Ciudadanos retrocedería y el PSOE se mantendría bastante estable, pero con alguna leve bajada”. Por lo tanto, argumentan, “la leve subida de Podemos y la leve bajada del PSOE les llevaría al empate”. Además, lo que retrocediera C’s, explican, lo recogería el PP.

Castigo para el partido que impida formar Gobierno

En esas nuevas elecciones, tampoco habría mayorías absolutas. Eso sí, según Celeste-Tel, “la suma PP más Ciudadanos superaría a la de PSOE más Podemos”.

En cuanto a los partidos minoritarios, el PACMA es el que más avanzaría en relación a las elecciones generales de diciembre de 2015. Por lo general, aseguran los expertos, formaciones como ERC, EH Bildu o el PNV se mantendrían estables. No ocurriría lo mismo, añaden, con Democracia y Libertad, que bajaría en número de votos, “quizás por el asunto del independentismo catalán”.   

Preguntadas por quién sería la formacion más castigada, las empresas demoscópicas consultadas aseguran que el partido percibido como responsable de que no haya Gobierno y, por lo tanto, de que los españoles tengan que volver a votar, será penalizado en las urnas.

La pelota parece estar en el tejado del PSOE, que puede optar por una gran coalición con el PP o intentar formar Gobierno con una alianza de izquierdas. Este segundo escenario es por el que apuesta Sánchez y, para los sociólogos consultados, "las negociaciones ya están avanzadas".

Dos semanas para decidir el futuro

A pesar de que los analistas reconocen que todavía no disponen de datos objetivos, aseguran que “la incertidumbre no debe durar más allá de dos o tres semanas porque España necesita estabilidad”.

Además, apuntan al PSOE como el único capaz de evitar la convocatoria de nuevas elecciones. En ese sentido, Sánchez tendría dos formas de hacerlo: unirse al PP para constituir la llamada gran coalición o lograr un gran pacto de izquierdas.

Según los analistas, el PP, ante su electorado, “deberá hacer equilibrios para no romperse”. Además, consideran que la formación tendrá que plantearse si debe sacrificar a su candidato, Mariano Rajoy, en aras de mantener el partido unido.

Las opciones de Podemos

Si Podemos llega a gobernar, dicen los expertos, el voto socialdemócrata va a ser administrado por una formación “que no es socialdemócrata”. Por lo tanto, el electorado que apoya al partido de Pablo Iglesias, explican, “acabará regresando al PSOE o a la abstención”.

En ese sentido, entienden que al PSOE le interesa que Podemos “caiga en la trampa”, es decir, “que gobierne y no consiga cumplir con el marco económico que impone Bruselas”. De esa manera, añaden, la formación de Pedro Sánchez recuperaría al electorado perdido.

Los expertos consideran que el PSOE tiene ante sí “un drama” porque “tan mal asunto es que se junte con el PP como que lo haga con Podemos”, argumentan. Por ese motivo, creen que el partido de Pedro Sánchez deberá buscar una fórmula que le permita “pasar ese trance” y responder ante sus votantes.


Negocio

Otra forma de ordenar las facturas, albaranes y recibos dentro de la impresora y en formato digital

Hasta ahora, solíamos ordenar nuestros albaranes, facturas y documentos de manera convencional: realizábamos los agujeros oportunos y los archivábamos en carpetas en función de su procedencia. Ahora hay otra manera más rápida, mas económica, de hacerlo.