Martes 28/06/2016. Actualizado 09:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Están en prisión por enaltecimiento del terrorismo

Los titiriteros de Carmena actuaron la semana pasada en Granada sin denuncias ni detenciones

Estrenaron la obra “La Bruja y Don Cristobal” en dos locales okupas, utilizando el lema ‘Gora Alka-ETA’. El espectáculo no se dirigió a niños, sino a un público en general

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos centros okupas de Granada acogieron, una semana antes que el barrio de Tetuán en Madrid, a los titiriteros del ‘Gora Alka-ETA’. La Biblioteca Libre Albedrío y el Centro Social La Redonda programaron el estreno de la obra “La Bruja y Dón Cristobal”, aunque no dirigida específicamente a un público infantil.

Pancarta que utilizaron en la función de títeres suspendida.

El juez ha fundamentado la medida de prisión preventiva en el riesgo de fuga, atendiendo a la naturaleza del hecho, a la gravedad de la pena que se les pudiera imponer cuando se les juzgue por estos hechos y a su situación laboral, familiar y económica.

También ve el magistrado peligro de reiteración delictiva, dado que las conductas por las que fueron detenidos en Madrid “ya se habían producido con anterioridad en Granada”, según ellos mismos declararon, señalando que lo representaron “incluso con un contenido más violento”.

Efectivamente, según ha comprobado El Confidencial Digital, la obra representada en el barrio de Tetuán se estrenó por primera vez el pasado 29 de enero, justo una semana antes, en la Biblioteca Social Libre Albedrío, y dos días después, en el Centro Social Ocupado La Redonda, ambos en Granada.

La biblioteca recibe el nombre de “Libre Albedrío” en honor a la persona que inició el proyecto hace tres años, en un principio formando parte del C.S.O (Centro Social Ocupado) Lxs 15 gatxs.

Se define como “un proyecto que tiene la intención de reapropiarse de un espacio físico, mediante la okupación del mismo, y de un espacio no físico dentro de la oferta cultural, para dar salida a materiales, libros, inquietudes y proyectos de carácter crítico e independientes de los circuitos prefijados por la Institución, y facilitar en dicho espacio la autoformación libre y horizontal de conocimientos y saberes”.

Defienden que los espacios vacíos que yacen silenciosos en nuestras ciudades pueden y deben rehabilitarse, rehabitarse, recuperar su voz y su potencial, y en definitiva llenarse de vida.

Concienciar como primer paso para la acción

Justifican la necesidad de construir nuevos espacios para “canalizar todos aquellosdiscursos disidentes que reflejen mejor nuestras realidades y nuestras luchas. No olvidamos que el primer paso para la acción es la conciencia”.

Por otro lado, el monopolio que ejercen sobre nuestra educación las Instituciones de Enseñanza (escuelas, institutos, universidades, etc) convierte el proceso de aprendizaje en un camino prefijado, orientado exclusivamente hacia el mercado laboral, sesgado por los intereses de las estructuras dominantes e impartido de una forma vertical y autoritaria. Creen en el imperativo de “buscar vías alternativas donde formar lo que nos han deformado”.

Rechazan las subvenciones públicas o privadas porque limitarían gravemente los objetivos del proyecto, generando intereses sujetos a especulación que enturbiarían la honestidad con el que dicho proyecto se inició.