Martes 27/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Indignación entre el independentismo

El CNI catalán se infiltró en la CUP para identificar “espías españoles”

Detectados extraños movimientos en las últimas asambleas de la formación y acusaciones desde el nacionalismo catalán de que los servicios de inteligencia están detrás del ‘no’ a la investidura de Mas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En círculos de la plataforma ‘Junts Pel Si’ se ha acusado al Centro Nacional de Inteligencia de haberse infiltrado en la CUP para forzar la negativa a investir a Artur Mas y ‘reventar’ el proceso independentista. Sin embargo, desde los servicios de inteligencia españoles se sugiere que han sido los Mossos quienes han buscado ‘espías’ españoles dentro de las asambleas.

Asamblea de la CUP Asamblea de la CUP

Poco después de que se conociese que el Consejo Político de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) había decidido vetar la investidura de Artur Mas, la plataforma ‘Junts Pel Si’ publicó una curiosa encuesta en su perfil de Twitter:

-- “¿El no de la CUP a Más es la victoria más grande del CNI español de su historia?”. Las tres respuestas posibles eran: “Sí”, “Sí”, “Y tanto que sí”.

Junts Pel Sí confirmaba así las sospechas que hay en el seno de la plataforma independentista sobre un supuesto ‘amaño’ dirigido y coordinado por el Centro Nacional de Inteligencia. Algo que incluso defendió en público Pilar Rahola, a través de las redes sociales: “Atención, los agradecimientos por el NO de @cupnacional hay que enviarlos al CNI. No os equivoquéis de dirección”.

Infiltrados… pero de los Mossos

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con fuentes de los servicios de inteligencia españoles para conocer su parecer ante dichas acusaciones. Niegan “tajantemente” cualquier acción en esta dirección. Sin embargo, explican, conocían de antemano que los círculos independentistas habían iniciado una ‘caza al espía español’.

Según relatan, en los días posteriores a la asamblea del 28 de diciembre, en la que los 3.030 participantes confirmaron un curioso empate a votos –exactamente 1.515 síes y 1.515 noes a Mas-, al CNI llegaron datos sobre extraños movimientos entre la militancia de la CUP.

Varias personas “desconocidas” entre los ambientes de la formación de extrema izquierda rondaron la asamblea entablando conversación con invitados con derecho a voto. Entre las preguntas que realizaban había una que llamaba la atención: si sospechaban dealgún “espía español” entre los asistentes.

En los círculos del CNI consultados por ECD se advierte de que estas personas que deambulaban por el pabellón deportivo de Sabadell, donde la CUP votó sobre la investidura de Mas, eran “gente de los Mossos”.

El ‘CNI catalán’

No sería la primera vez que agentes de los Mossos protagonizan actividades de vigilancia de políticos.

El Confidencial Digital desveló el pasado mes de noviembre que la Unidad Central de Recursos Operativos, compuesta por 40 agentes, está siendo investigada por la Policía Nacional para determinar si han realizado seguimientos a políticos del PP y Ciudadanos durante la campaña electoral.

Las fuentes policiales consultadas por ECD aseguran que los efectivos de esta unidad “ya no persiguen a anti-sistemas, sino a dirigentes políticos contrarios al actual Gobierno de la Generalitat”.

Estos “mossos espía”, como los ha denominado internamente la Policía Nacional, fueron fotografiados en varias ocasiones, vistiendo de paisano, en actos políticos de formaciones políticas como PP o Ciudadanos. Son considerados el ‘CNI catalán’.

Ni Generalitat ni Mossos d’Escuadra, contactados entonces por ECD para conocer su versión de aquella información, quisieron ofrecer comentario alguno al respecto.

Enfrentados al CNI

Desde que se intensificase la deriva independentista en Cataluña –en septiembre de 2012-, los círculos soberanistas han convertido al Centro Nacional de Inteligencia en su ‘enemigo nº1’. ERC por ejemplo denunció que agentes de la inteligencia españolahabían tratado de infiltrarse en sus filas para obtener información sobre sus planes.

La ofensiva contra el CNI de los independentistas catalanes también ha llegado al Congreso de los Diputados, donde el PP vetó el acceso de ERC a la comisión parlamentaria deSecretos Oficiales. Un ente muy sensible para el servicio secreto, ya que es ahí donde se da cuenta de operaciones confidenciales o del destino de los fondos reservados que recibe anualmente ‘La Casa’.

De hecho, tal y como ha sabido ECD, existe cierto nerviosismo dentro del CNI por la futura composición de dicha comisión: el resultado de ERC en las elecciones generales de diciembre, que le otorga 9 escañosles garantiza el acceso a las reuniones de este órgano.