Jueves 17/08/2017. Actualizado 20:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Incumpliendo el compromiso con la Comisión de Verificación

Por qué ETA no entrega las armas: pretende evitar que sirvan para aclarar 300 asesinatos sin resolver

La dirección de la banda ha dado instrucciones de no acercarse a sus zulos en Francia porque piensa que la policía gala los tiene controlados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un año después, ETA sigue incumpliendo el compromiso que adquirieron con la Comisión Internacional de Verificación del Desarme de ETA, coordinada por Ram Manikalingam, de proceder a descubrir los zulos en Francia y de entregar las armas. Una de las razones es evitar que se aclaren más de 300 asesinatos que están sin resolver.

Etarra detenido en el País Vasco. Etarra detenido en el País Vasco.

Las armas, los productos para fabricar explosivos y la documentación que esconden en esos agujeros tienen las huellas dactilares de los miembros de los comandos que los usaron y escondieron, lo que analizado convenientemente por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado podría llevar a identificar, no solo a miembros no fichados, sino también a los autores de algunos de los 300 crímenes que están aún por resolver.

Incumplimiento un año después

Ahora se ha cumplido un año del acto propagandístico grabado por la propia banda en el que, con presencia de varios verificadores, anunciaban el principio de desarme. La escasez de armas presentes y el hecho de que los mismos etarras se las llevaran posteriormente, llevó a considerar el acto, al que tanto resalte quisieron dar, como una mera pantomima sin importancia, que después no se ha vuelto a repetir.

La entrega de las armas es la condición imprescindible que ha puesto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la petición de perdón a las víctimas y el abandono definitivo de la lucha armada, para aceptar poner en marcha cualquier proceso que permita que los presos de la banda puedan disponer de beneficios penitenciarios.

ETA no solo no lo ha aceptado, sino que por el momento rechaza aceptar públicamente el daño causado durante los más de 40 años de crímenes. Desde hace meses, su estrategia es no dar ningún paso hasta que se celebren las próximas elecciones generales, con la esperanza de que las pierda el Partido Popular y un nuevo gobierno acepte negociar con ellos matices como que las armas no se entreguen directamente a las fuerzas de seguridad.

No acercarse a los zulos

Según medios de la izquierda abertzale, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, en estos momentos ETA se siente acosada. Ve por todos partes ojos que los controlan.

Una de las manifestaciones es que la dirección de la banda terrorista ha alertado a sus miembros para que no se acerquen a los zulos del sur de Francia, donde tienen escondidas armas y material de todo tipo, porque podrían haber sido localizados por la Policía francesa con ayuda de la Guardia Civil.

El temor a estar “agujereados” es tal, que sospechan que los gendarmes no han revelado públicamente esos zulos porque han podido esconder cámaras de grabación en sus cercanías, para así identificar a los miembros de ETA o a los simpatizantes que se acerquen.

A principios del pasado mes de diciembre, la Policía Judicial francesa descubrió en Brassac, en las proximidades de Toulusse, cuatro bidones enterrados en los que la banda escondía una pistola y munición, polvo de aluminio –para fabricar bombas-, polvo de cartuchos y ácido cítrico –para detonadores-. También había material para la falsificación de documentos. Ha sido el último zulo descubierto, posiblemente gracias a la información conseguida tras la detención del etarra Mikel Karrera, alias “Ata”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·