Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los agentes abandonan el servicio al cumplir los 60 años

Ultimátum al Gobierno de 20.000 policías locales al borde de la jubilación: nos vamos en julio

Han pedido cita con Fátima Báñez para informarle de que serán intransigentes con la fecha de retirada pactada, que se cumple dentro de tres meses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los policías municipales que se encuentran próximos a la jubilación no están dispuestos a ceder. Reclaman verse con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para trasladarle un ultimátum: todos los agentes que el próximo mes de julio cumplan los requisitos para abandonar el servicio a los 60 años, han de poder dejar sus puestos en ese momento.


Agentes de la Policía Local de Segovia, en un acto con la alcaldesa Clara Luquero. Agentes de la Policía Local de Segovia, en un acto con la alcaldesa Clara Luquero.

Tal y cómo se contó en ECD a mediados de marzo, los policías municipales al borde de la jubilación vienen protestando contra el plan del Gobierno, que propone una retirada en tres años.

Reclamaron entonces por carta a Báñez que el decreto que les permitirá abandonar el servicio a los 60 se aplique de una vez, a todos los agentes que cumplan las condiciones, el próximo mes de julio, que es cuando el Ministerio de Empleo prevé tener lista la nueva norma.

Se calcula que alrededor de 20.000 efectivos se encuentran en esa situación, aproximadamente el 10% de la plantilla total.

Ahora, un policía local puede retirarse a los 60 con tal de que haya cotizado durante 35 años. El decreto contemplará que puedan beneficiarse de un coeficiente de bonificación de 0,20 puntos al llegar esa edad y retirarse cobrando la pensión completa. Es una fórmula similar a la que desde 2010 ya se aplica a los 8.000 agentes de la Ertzaintza.

Sin noticias del contenido del decreto

Dos meses después, según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes de sindicatos policiales de toda España, los efectivos de la mayoría de grandes ciudades del país que se encuentran al borde de la jubilación han comenzado a organizarse para reclamar una reunión urgente con la ministra Fátima Báñez.

Llevan varias semanas sin noticias sobre cómo avanza la elaboración de la normativa, y temen que el Gobierno imponga en el último momento el plan de retirada gradual en tres años que vienen rechazando.

Ultimátum a la ministra

Los representantes de los agentes conocen que la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social (DGOSS) se encuentra en la fase de redacción del articulado del proyecto de real decreto, junto con la elaboración de la correspondiente Memoria de Análisis de Impacto Normativo, previa al trámite de Información Pública. Pero no han tenido acceso a más detalles.

Por ello, según las fuentes consultadas, los sindicatos policiales han solicitado un encuentro con la ministra de Empleo para que les confirme que el real decreto se aprobará en el mes de junio, de forma que ya en julio se puedan acoger a la medida, de forma voluntaria, todos los agentes que lo deseen y cumplan los requisitos legales exigidos.

El mensaje que le trasladarán es claro: aplicación inmediata, de una sola vez y en la fecha pactada. No están dispuestos a ceder.

Riesgo de que las calles queden desprotegidas

Mientras tanto, el Gobierno viene tratando de transmitir un mensaje de prudencia a los efectivos a la hora de autorizar estas jubilaciones de esa forma inmediata y masiva.

Les ha trasladado que existe el riesgo de que las plantillas se vean excesivamente mermadas a partir del próximo verano, en caso de que no se llegue a tiempo para que el personal pueda ser reemplazado en número suficiente.

Los municipales coinciden con el Ejecutivo en que, con la jubilación inminente de un gran número de sus efectivos o, en otros casos, su paso a una segunda actividad ajena al servicio y vigilancia de las calles, algunas capitales de provincia quedarán sin apenas plantilla.

En un momento en el que el país se encuentra en nivel 4 de alerta terrorista por la amenaza yihadista, la Policía Municipal de Madrid, por ejemplo, perderá de golpe 1.500 integrantes.

En la capital de España, el 40% del cuerpo de la Policía Municipal no será operativo en cinco años si no se produce esa renovación, lo que pondría en graves dificultades asumir, tanto los servicios ordinarios y cotidianos, como los extraordinarios como consecuencia de la amenaza yihadista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·