Jueves 30/06/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Un truco utilizado también para cruzar la frontera con Ceuta

Yihadistas se disfrazan de mujer con burka para despistar a la policía española

Identificados varios casos de activistas que salen a la calle camuflados con indumentaria femenina musulmana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A causa de la intensa vigilancia policial a la que están sometidos, algunos sospechosos de pertenecer a células yihadistas han optado por camuflarse como mujeres musulmanas en su día a día. Una técnica a la que ya han recurrido en el pasado.


Mujeres con niqab en una ciudad española. Mujeres con niqab en una ciudad española.

La presión policial les está obligando a tomar medidas desesperadas, y ni siquiera están siendo eficaces. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes de la lucha antiterrorista, la Policía mantiene vigilados alrededor de media docena de yihadistas que pasean por la calle escondidos tras prendas femeninas musulmanas, como burkas o niqabs –velo integral que cubre hasta las rodillas y que solo deja los ojos al descubierto-.

Estos casos se han detectado en diversas zonas de España donde la presencia y actividad de redes yihadistas es intensa. Las voces consultadas rehúsan dar más datos sobre estos operativos para no poner en peligro las investigaciones. Tal y como explican, los sospechosos recurren a esta técnica cuando detectan que pueden estar siendo seguidos por agentes.

No es la primera vez que siguen este ‘modus operandi’. En 2014 fueron detenidos en la ciudad marroquí de Nador ocho yihadistas en una operación conjunta entre España y Marruecos. Paralelamente fue detenido en Melilla el cerebro de la célula, Said Mohamed, cuyo hermano Zalaria –ex militar español- combatía con el ISIS en Siria.

En la operación se incautaron de abundante documentación y de multitud de prendas femeninas, como hiyabs –el velo que deja la cara al descubierto- con estampados coloridos y niqabs.

Según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ECD por aquel entonces, esas prendas se usaban como táctica de camuflaje para poder moverse por el territorio marroquí sin despertar sospechas. E incluso para entrar en España a través de la frontera utilizando documentos de mujeres marroquíes –también incautados a la célula-.

Disfrazarse con ropas de mujer, explican, ha sido una técnica a la que han recurrido en múltiples ocasiones los combatientes del ISIS, sobre todo para huir de zonas de Irak y Siria que habían sido reconquistadas por las Fuerzas Armadas de estos países.