Domingo 25/06/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Lo pusieron en práctica los terroristas de Londres

Así enseña el ISIS a apuñalar infieles. Vea el vídeo

Un instructor explica mirando a cámara los cuchillos más efectivos y muestra, utilizando un prisionero, las zonas del cuerpo donde producir heridas mortales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Daesh lleva meses repitiendo una consigna: atentados en occidente con vehículos y cuchillos –más fáciles de conseguir que armas y explosivos. En su aterradora labor ‘pedagógica’ ha distribuido manuales y vademécums enseñando a sus terroristas cómo apuñalar “infieles” de la forma más eficaz. El archivo más impactante es un vídeo-tutorial sobre cómo elegir el arma y las zonas del cuerpo más letales.

Un terrorista del Daesh explica los puntos vitales utilizando a un prisionero. Un terrorista del Daesh explica los puntos vitales utilizando a un prisionero. MEMRI

La Policía británica acaba de identificar a los tres terroristas que perpetraron el atentado del pasado sábado en Londres. Yusef Zaghba, Khuram Shazad y Rachid Redouane recurrieron a la ya habitual técnica del apuñalamiento para sembrar el caos en la zona centro de la capital inglesa.

El apuñalamiento se ha convertido en una de las principales tácticas del terror promocionadas por el Daesh. Según los expertos, por varias razones: en primer lugar, porque este tipo de ataques produce tanto miedo entre la población como un atentado con explosivos. Y en segundo lugar, porque es más fácil de conseguir que un arma de fuego y conlleva menor riesgo de detección durante la fase de preparación del ataque.

Manuales para el apuñalamiento eficaz

Por ello, el Daesh lleva meses recomendando abiertamente a todos sus seguidores en occidente que recurran a la técnica del apuñalamiento. Para ello ha difundido –especialmente desde el pasado verano- multitud de documentos y manuales explicando cómo deben llevarse a cabo estos ataques.

En ellos se describe el tipo de cuchillo que se debe elegir –y cuales deben evitarse-, cuáles son los mejores objetivos –se sugiere evitar grandes multitudes donde es más fácil que sean reducidos- o las partes del cuerpo a las que atacar para asegurar la muerte inmediata de la víctima.

La revista Rumiyah –‘Roma’, en árabe- está dirigida a los simpatizantes del ISIS en Europa. En sus páginas se ha hecho un extenso seguimiento de este tema. En varias entregas –concretamente en los números 2 y 3- se citan las ‘tácticas del terror’ que deben aplicarse cuando se ataca con cuchillos a “infieles”.

Un macabro video-tutorial

Sin embargo, de entre todo el material propagandístico y ‘pedagógico’ difundido por el Daesh en el último año, hay un vídeo que resulta especialmente impactante. Fue difundido a finales del pasado mes de noviembre por los cauces habituales utilizados por el grupo terrorista.

Se trata de una pieza de 29 minutos de metraje, grabada en unas ruinas situadas en la ciudad siria de Raqqa, actual ‘capital administrativa’ del Estado Islámico. Con la cuidada escenografía que caracteriza a los videos del Daesh, un terrorista encapuchado e identificado como Abu Sulayman Al Firansi (‘El Francés’ en árabe) explica en perfecto francés las claves del éxito de este tipo de ataques con cuchillo.

El vídeo fue muy difundido y puede encontrarse en multitud de portales de propaganda yihadista de relativo fácil acceso. “No hay necesidad de usar armas de fuego como rifles o pistolas. Es suficiente con usar armas blancas” asegura el terrorista.

Explicaciones utilizando a un prisionero

En las imágenes, el ‘instructor’ del Daesh explica cuáles son los puntos del cuerpo en las que la puñalada resulta mortal. Para escenificarlo, el terrorista recurre a un preso con vida que se encuentra en segundo plano, esposado a una viga y con los brazos abiertos.

Sin cuchillos en la mano, el terrorista va simulando el movimiento idóneo y cómo debería producirse el impacto contra las distintas partes del cuerpo: con la punta o con el filo en el cuello, clavándolo en el pecho en la zona pulmonar (“difícil de alcanzar”), o en la zona del bajo estómago (“la zona preferible”).

Finalmente, el ‘instructor’ muestra una serie de cuchillos de distintos tipos y analiza cuáles son los más efectivos para una misión así. Descartan aquellos que sean de combate –por su gran tamaño- o los que dispongan de algún seguro o sistema de apertura automática. Recomienda un “robusto” cuchillo de cocina, “ni muy largo ni muy corto”, pero “que esté afilado”. A continuación, coge uno de ellos y se dirige hacia donde está el prisionero para degollarlo poniendo en práctica lo explicado previamente.

Puede ver a continuación un extracto del vídeo (difundido por el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio MEMRI), que ha sido editado para eliminar las partes más cruentas. Pese a la eliminación de estas escenas, las imágenes pueden herir la sensibilidad:




·Publicidad·
·Publicidad·