Defensa

Defensa justifica el incentivo de 110 euros en septiembre sólo para soldados y cabos

Explica en una respuesta escrita a la asociación ATME que el objetivo era “contribuir al reconocimiento y esfuerzo por la permanente disponibilidad” de los militares

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su visita a la Brigada ‘Almogávares’ VI de Paracaidistas del Ejército de Tierra, en la base ‘Príncipe’ de Paracuellos de Jarama.
photo_camera La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su visita a la Brigada ‘Almogávares’ VI de Paracaidistas del Ejército de Tierra, en la base ‘Príncipe’ de Paracuellos de Jarama.

El Ministerio de Defensa ha sorprendido dos veces en los últimos meses a miles de militares. En la nómina de septiembre, 57.000 soldados y cabos vieron incluido en su nómina un “pago único incentivo” de 110 euros, y en noviembre un número mayor de miembros de las Fuerzas Armadas han visto un “pago único” de 660 euros, añadido a unos atrasos por la subida del 1,5% a los funcionarios.

Estos pagos excepcionales han provocado cierto recelo entre asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, ya que no se les ha informado con claridad de los motivos, el origen y los criterios de reparto de este incentivo económico. Además, critican que de esta forma Defensa evita abordar una subida salarial consolidada y real.

La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) preguntó por escrito sobre el pago de 110 euros del mes de septiembre. Hace unos días recibió respuesta del Gabinete Técnico de la subsecretaria de Defensa, Adoración Mateos.

En la respuesta se indica que la iniciativa de abonar en septiembre ese pago único de 110 euros (que en noviembre se ha pagado por seis meses) se llevó a cabo “para contribuir al reconocimiento y esfuerzo por la permanente disponibilidad para el servicio del personal de las Fuerzas Armadas, que en función de los créditos presupuestarios disponibles para este concepto, se ha priorizado al personal de tropa y marinería destinado en unidades de la Estructura de la Fuerza y de la Unidad Militar de Emergencias, unidades que por su grado de alistamiento requieren una mayor intensificación en la preparación y adiestramiento”.

De esta forma explica Defensa el motivo con el que justifica ese pago excepcional: reconocer el esfuerzo y la permanente disponibilidad para el servicio de los militares, algo que ya había deslizado en alguna reunión, pero sin dar muchos detalles ni explicaciones.

Además, la Subsecretaría de Defensa informó que no se había retribuido al personal que se encontraba participando en operaciones de apoyo a la paz y de ayuda humanitario al ser un abono en concepto de “dedicación especial”, por lo cual incompatible, excepto en los meses de inicio y fin de la misión, con lo regulado en el Real Decreto 1314/2005 de Reglamento de retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas.

En septiembre sólo militares de Tropa y Marinería cobraron este incentivo, y no todos ellos. La Subsecretaría señala que “en función de los créditos presupuestarios disponibles para este concepto, se ha priorizado al personal de tropa y marinería destinado en unidades de la Estructura de la Fuerza y de la Unidad Militar de Emergencias, unidades que por su grado de alistamiento requieren una mayor intensificación en la preparación y adiestramiento”.

Asociaciones como ATME y Unión de Militares de Tropa (UMT) criticaron que se dejara fuera de ese incentivo a los militares que están destinados en unidades de Apoyo a la Fuerza o en cuarteles generales.

La Asociación de Tropa y Marinería Española lamenta que “se desconoce” por qué se han concedido estos incentivos, qué criterios de asignación se han utilizado y qué período de tiempo se ha tomado para abonar o no los incentivos, ya que al no haber presentado el ministerio la medida a las asociaciones profesionales, “no pueden responder a las continuas preguntas que reciben de los militares que preguntan por ellas o no han visto reflejada en su última nómina este incentivo”.

“Lo que sí se sabe es que este es el método elegido para que estas retribuciones no se consoliden en nómina”, critica esta asociación, que añade que “las ‘bufandas’ otorgadas por la magnanimidad del gobernante, no solucionarán que el personal militar, especialmente su Escala de Tropa y Marinería, deje de ser el colectivo peor pagado de los servidores públicos”.

Recuerda la Asociación de Tropa y Marinería Española que hace unos meses se aprobó un informe en la comisión de trabajo temporal sobre retribuciones en la que no se alcanzó un acuerdo entre las asociaciones profesionales y Defensa “para poder ofrecer a los miembros de las Fuerzas Armadas unas retribuciones acordes a su trabajo y obligaciones”: “Es más, se trasladó a las primeras que no se llevarían al Ministerio de Hacienda propuestas que serían rechazadas”, destaca ATME.

 

Japón 1-1 (1-3) Croacia
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Japón marró tres penaltis. Croacia avanza a cuartos
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?