Defensa

Los partidarios de un ejército catalán bajan seis puntos en un año

Una encuesta para un ‘think tank’ nacionalista apunta que se han reducido del 51% a 44,8%. Crece el apoyo a ingresar en la OTAN

Manifestación independentista en Cataluña.
photo_camera Manifestación independentista en Cataluña.

“En caso de que Cataluña se convierta en un país independiente, ¿estaría de acuerdo con que dispusiera de unas fuerzas de defensa equiparables a las de otros países europeos similares a Cataluña?”.

La pregunta la incluyó el instituto de investigación demoscópica GESOP (que suele hacer encuestas para El Periódico de Catalunya, por ejemplo) en una encuesta ‘ómnibus’ que realizó en Cataluña entre el 29 de octubre y el 9 de noviembre de este año.

La muestra incluyó 1.617 entrevistas, tanto telefónicas como presenciales, en todos los distritos de la ciudad de Barcelona, en otros municipios de su área metropolitana y en otras zonas de Cataluña.

Propuestas sobre el ejército catalán

Esta y otras dos preguntas las incluyó GESOP por encargo de la Societat d’Estudis Militars. Se trata de una asociación que aspira a funcionar como el ‘think tank’ de referencia sobre la defensa militar de una Cataluña independiente.

Sus impulsores integraban la sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), y hace años redactaron varios documentos con ideas de cómo podrían o deberían ser las fuerzas terrestres, navales y aéreas de una Cataluña independiente.

La Societat d’Estudis Militars organiza debates sobre modelos de defensa en países pequeños, y también convoca en verano un campamento para formar a personas interesadas en pensar cómo deberían ser las “Fuerzas de Defensa de Cataluña” en caso de independencia. Es una entidad claramente nacionalista y favorable a la secesión.

Desde hace años encarga a GESOP preguntas para encuestas ‘ómnibus’, y con las respuestas elabora su “Barómetro de Política de Defensa de Cataluña”.

44,8% a favor, 42,7% en contra

En la edición de 2022 (la sexta), según los datos incluidos en el documento de la Societat d’Estudis Militars consultado por Confidencial Digital, el 44,8% de los encuestados respondieron que sí estaría de acuerdo con una Cataluña independiente dispusiera de unas fuerzas de defensa equiparables a las de países similares.

El 42,7% de los catalanes que respondieron a esta pregunta se mostraron en contra de que en caso de independencia el nuevo estado tuviera un ejército. Un 12,5% optaron por el “No sabe / No contesta”.

Caen los partidarios del ejército catalán

La Societat d’Estudis Militars destaca que los favorables al ejército catalán superan en 2,1% a los contrarios. Pero también admite que “retroceden las personas partidarias de disponer de unas fuerzas de defensa en comparación con hace un año”.

El informe incluye los resultados de estas encuestas desde 2017. En 2021 se alcanzó un pico máximo de partidarios de unas fuerzas armadas catalanas en caso de independencia: 51% a favor, frente al 40,4%.

 

Por tanto, en un año los catalanes favorables a esta idea han caído un 6,2% (del 51,% al 44,8%), y los contrarios han crecido un 2,3% (del 40,4% al 42,7%).

En 2018 y en 2020 quienes respondían “no” a la pregunta de “en caso de que Cataluña se convierta en un país independiente, ¿estaría de acuerdo con que dispusiera de unas fuerzas de defensa equiparables a las de otros países europeos similares a Cataluña?” fueron más que quienes respondieron que sí.

Por tanto, a lo largo de estos años las tendencias han fluctuado, aunque siempre en torno a dos mitades, con un porcentaje de entorno al 10% de “No sabe / No contesta”.

Desde la Societat d’Estudis Militars subrayan que el apoyo medio a unas hipotéticas fuerzas armadas catalanas, en estas seis ediciones de su barómetro, alcanza el 46,02%, y se sitúa 4,59 puntos por delante de la media de quienes rechazan esa posibilidad.

Los votantes de Junts, los más favorables

Entre los hombres gana el “no” al ejército catalán (47,2% frente al 43,7%), pero en las mujeres son mayoría las partidarias de unas fuerzas armadas propias en caso de secesión (45,8% frente al 38,3%).

Por edades, los más jóvenes (16-29 años) son los más favorables, en un 58,5%, y a partir de 45 años los detractores ganan.

Quienes tienen el catalán como lengua habitual apoyan más esta idea (48,8%) que los que hablan principalmente castellano (45,7%), y sobre todo, que quienes consideran ambas lenguas como habituales, donde se impone el “no” con un 50%.

Al estratificar las respuestas ideológicamente, el eje izquierda-derecha se mezcla con la cuestión de la independencia. Los más favorables a poner en marcha un ejército en caso de que Cataluña se independizara son los votantes de Junts (63,9%), seguidos de los de Esquerra Republicana de Catalunya (53,6%).

Entre los votantes del PSC el apoyo llega al 40%, aunque son mayoría los contrarios (50,3%). Tiene más respaldo el hipotético ejército catalán entre los votantes del PSC que entre los de la CUP (32,2% a favor, 64,5% en contra), lo que se podría explicar por la tensión entre el independentismo y el antimilitarismo de izquierdas de este partido.

En Catalunya en Comú-Podem cae el apoyo al 30,6%, seguidos de PP (23,8%), Vox (23%) y Ciutadans (20,5%), si bien es entre los votantes de Vox donde hay un mayor rechazo explícito (77%).

Ingreso en la OTAN

Otra pregunta del estudio inquiría: “En caso de que Cataluña se convierta en un país independiente y disponga de fuerzas de defensa, ¿cree que una de sus funciones debería ser la participación en misiones de paz internacionales?”.

La serie muestra que el apoyo a las misiones de paz de un hipotético ejército catalán ronda el 70%. En 2022, el apoyo cayó al 68,3%, con un 20,5% en contra de esas misiones.

Hace un año, el “sí” alcanzó el 70,6%. El pico máximo a favor se registró en 2019, con un 73,4% de apoyo.

Menos consenso suscita la cuestión de si una Cataluña independiente debería ser miembro de la OTAN. El 53,1% respondieron que “sí” en 2017, y ese respaldo se hundió un año después, al 39,5%. En otoño de 2017 se produjo la intentona secesionista, en la que todos los países de la OTAN, y la Alianza Atlántica incluida, rechazaron reconocer la independencia y apoyaron la unidad y el orden constitucional de España.

Este año 2022, el apoyo al ingreso en la OTAN subió al 52,5%, desde el 50,8%. Los contrarios rondan el 32%.

Ante esta pregunta, de nuevo, el eje izquierda-derecha y la variable independentista se cruzan, y a ello cabe suponer que se añade la interpretación que los encuestados hicieron de la viabilidad de la independencia. Es decir, cabe suponer que muchos votantes más claramente no independentistas optaron por el “no” por su rechazo a la secesión y a contemplar siquiera la posibilidad de una Cataluña independiente.

Eso explica que los más favorables al ingreso en la OTAN sean los votantes del PSC (62,7%), y a continuación el orden sea ERC (60,3%), JxCat (59,8%), PP (51,5%), Cs (46,1%), CeCP (41,6%), CUP (26,2%) y Vox (22,8%).

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?