El Chau-Chau

El Congreso va a levantar las alfombras

Hemiciclo del Congreso de los Diputados.
photo_cameraHemiciclo del Congreso de los Diputados.

La expresión suele utilizarse como sinónimo de auditar, investigar el pasado, examinar actuaciones anteriores. Y suelen protagonizarla responsables políticos cuando llegan por primera vez a una institución o administración. Pero en el caso del Congreso de los Diputados va a ser literal: se van a levantar las alfombras. La cámara baja ha encargado a la Real Fábrica de Tapices el mantenimiento de sus alfombras, tapices y reposteros.

El contrato incluye un programa de restauración de alfombras deterioradas. Destaca la que cubre la Galería Orden del Día, lo que se conoce comúnmente como el pasillo del Congreso, por el que suelen pasar los diputados para entrar al hemiciclo. El Congreso considera que es necesario levantarla e “invertir el sentido de colocación de la alfombra para que se vaya igualando el desgaste y evitar deterioros mayores en la zona más erosionada”. También en el despacho de la presidenta del Congreso se cambiará de orientación para evitar los pliegues que se le forman. A otras moquetas se les reconstruirá el tejido, algunas serán sustituidas por su mal estado.

La idea es retirar alfombras y tapices antes del verano, limpiarlos y restaurarlos, y colocarlos en otoño, tratando en todo momento de interferir lo menos posible en la actividad del Congreso, que tiene casi 10.000 metros cuadrados de alfombras de uso ordinario, 15 reposteros, 16 tapices, tres cordobanes y un baldaquino.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?