El Chivato

Al Gobierno se le acaba el tiempo para liquidar Diplocat

Diplocat.
photo_cameraDiplocat.

El retraso en la formación de un nuevo Govern en Cataluña está dilatando más de lo esperado la intervención del Gobierno de España en la Generalitat mediante la aplicación del artículo 155. Ya se baraja que, como pronto, será en mayo cuando se levante esta intervención, si no es aún más tarde.

En estos meses, el Gobierno de Rajoy pretende aprovechar para “poner orden” en la Generalitat en varios frentes. Uno es el déficit público y otro (muy relevante también para el fin del proceso independentista), desmontar Diplocat.

El Ejecutivo central decidió muy pronto liquidar el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña, un consorcio de la Generalitat con diputaciones, ayuntamientos, patronales y sindicatos para proyectar en el extranjero la imagen de Cataluña. En Moncloa consideraron que este organismo se dedicaba a “vender” por todo el mundo el proceso independentista y a perjudicar la imagen exterior de España.

Han pasado los meses y El Chivato ha podido saber que el proceso de liquidación de Diplocat continúa adelante, pero lentamente. Así lo aseguran fuentes internas de la administración autonómica de Cataluña que se oponen a la intervención estatal en la Generalitat.

Los altos cargos del Gobierno de España han ido avanzando en estos meses hacia la supresión de este organismo. Pero no lo han completado, porque el proceso de liquidación es complejo y se está encontrando obstáculos que lo ralentizan.

“Hay locales del Diplocat que transferir a otros organismos, hay trabajadores que no se pueden despedir de un día para otro...”, explican fuentes de la Generalitat que relatan que los planes del Gobierno de España para desmontar el Diplocat siguen en marcha, pero no con la velocidad que esperaban en Moncloa.

Eso da una oportunidad a los defensores del Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña. Funcionarios de la Generalitat confían en que se forme pronto un nuevo gobierno de la Generalitat: sobre todo, para que un eventual presidente (apoyado por los independentistas de JxCAT, ERC y la CUP) pueda frenar la liquidación de Diplocat a tiempo.

Es decir, que al Gobierno de España se le acaba el tiempo para completar su objetivo de suprimir -y evitar que sea reactivado- el organismo que durante años estuvo “internacionalizando” los planes secesionistas del Govern y ganando simpatías por Europa para la causa de una Cataluña independiente.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo