Imprimir

Los detalles del viaje 'low cost' de Pablo Iglesias desde Estrasburgo a Madrid

Confidencial Digital | 07 de julio de 2014

Pablo Iglesias en un acto de Podemos.
Pablo Iglesias en un acto de Podemos.

Desde que presentó su candidatura al Parlamento Europeo, Pablo Iglesias aseguró que él y el resto de eurodiputados de Podemos rechazarían los vuelos en 'Business', de los que hacen uso el resto de parlamentarios. Además, también anunció que solo cobrarían 1.930 euros del sueldo (tres veces el salario mínimo), destinando los 4.000 restantes al partido o a ONGs.

El Chivato ha podido comprobar en directo que el líder de Podemos está cumpliendo su palabra. Lo hizo el pasado jueves, en un viaje de más de cuatro horas para regresar desde Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo, a Madrid.

Eran las cinco de la tarde y en la ciudad francesa apenas quedaban ya eurodiputados españoles. La mayoría había abandonado el Parlamento a las doce del mediodía, para coger un vuelo directo a la capital de España. No así los integrantes de Podemos, que habían apurado su estancia en la sede de la UE.

Para empezar, Pablo Iglesias, que al día siguiente presentaba su libro en Madrid, hizo cola en la parada del autobús de la línea que Lufthansa destina a los desplazamientos desde Estrasburgo a Frankfurt, donde en concreto se puede enlazar con un vuelo a Madrid. Iglesias y su equipo llegaron poco antes de las cinco de la tarde, el primer autobús ya estaba completo, así que tuvieron que esperar al segundo.

Después de más de dos horas y media de viaje en autobús, Pablo Iglesias y sus cuatro acompañantes entraron en la Terminal 2 del aeropuerto de Frankfurt, con ciertas prisas para encontrar los mostradores donde facturar y obtener las tarjetas de embarque. En los pasillos del aeropuerto, alguien les reconoció y gritó, por dos veces, “¡Podemos, Podemos!”.

Una vez impresas las tarjetas de embarque en las cabinas-exprés instaladas al lado de los mostradores, los cinco pasaron el control de seguridad y se dirigieron a la puerta de embarque. A pesar de ir con el tiempo justo, tuvieron que esperar más de lo previsto porque la apertura de puertas, prevista para ocho y veinte, se retrasó hasta las nueve menos cinco, hora en la que en teoría salía el vuelo.

Ya en el avión, Pablo Iglesias se encontró con todos los compartimentos superiores ocupados, por lo que avanzó por el pasillo en búsqueda de algún hueco donde dejar su mochila. Al no encontrarlo, volvió a su asiento, en la fila siete de la clase turista. Como estaba casi al inicio del avión, algún pasajero se preguntó si viajaba en Business.

Durante el vuelo, el líder de Podemos leyó prensa española. Estuvo un buen rato con La Vanguardia. Se detuvo sobre todo en las noticias sobre el Parlamento Europeo y la política nacional. Al terminar el periódico, se lo dejó a otro pasajero de la misma fila, que se había dirigido a él preguntándole si le pasaba el diario.

Iglesias y sus compañeros llegaron a Madrid pasadas las doce de la noche. Habían concluido su primera toma de contacto con el Parlamento de Estrasburgo y ya comentaban aspectos del viaje de este lunes, cuando volverán a la Cámara europea para las votar a los integrantes de las comisiones parlamentarias.


Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/podemos/detalles-Pablo-Iglesias-Estrasburgo-Madrid/20140706214348073570.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97