Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Generalitat apuesta por un Estado sin ejército bajo el paraguas del Pacto

En la OTAN descartan defender a una Cataluña independiente

Principal argumento: si la Alianza se niega a incluir Ceuta y Melilla entre los territorios a proteger militarmente, mucho menos lo hará con uno que se separe de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el debate sobre unas futuras Fuerzas Armadas catalanas, un sector importante de los independentistas aboga por no disponer de ejército como tal. Un argumento que esgrimen es que Cataluña se encuentra y se encontrará bajo el paraguas de la OTAN. Así lo ha defendido, por ejemplo, Artur Mas. Sin embargo, desde la Alianza Atlántica no piensan lo mismo: una Cataluña independiente no tendrá su protección.

Foto de archivo de la OTAN. Foto de archivo de la OTAN.

El ‘no’ a la independencia gana adeptos y ya supera, por cuatro puntos, al ‘sí’ a la secesión, según el último sondeo de opinión encargado por la Generalitat. En quienes optan por el ‘no’ pesa la incertidumbre sobre los detalles concretos sobre cómo será ese futuro estado catalán independiente y sobre su permanencia en organizaciones supranacionales.

Una de esas incertidumbres es la seguridad y la defensa del hipotético estado catalán. En este momento, dentro del debate sobre si deberá tener o no Fuerzas Armadas se han impuesto las tesis de que la Cataluña independiente no tenga ejército como tal.

Un Estado seguro y en paz

Entre quienes defienden la tesis de no contar con ejército propio se encuentra, por ejemplo, Raúl Romeva, el llamado “ministro de Exteriores” de Cataluña, quien el pasado mes de febrero presentó en Barcelona las conclusiones del informe ‘Construir un Estado seguro y en paz’, encargado al Instituto Catalán Internacional Por la Paz (ICIP).

Ese informe propone una Cataluña que esté fuera de la OTAN, con el argumento de que pertenecer a la Alianza supone un “riesgo en sí mismo”. Aboga por una defensa basada en la creación de centros que promocionen el pacifismo y el estricto respeto a los Derechos Humanos.

No obstante la idea más común en el seno de la Generalitat es que la Cataluña independiente no tendrá ejército porque estará bajo el paraguas de protección de la OTAN.

Según los independentistas, ya negocian con la OTAN

Hace apenas un mes, Artur Mas aseguró que Cataluña cumplirá  “los compromisos de la OTAN”, pero lo hará sin aportar efectivos ni material militar. “La OTAN es y continuará siendo nuestro principal instrumento de seguridad”.

Otra de las voces que hablan de la futura inclusión de Cataluña en la OTAN como un socio más es el ex senador Santi Vidal (ERC), quien tuvo que dimitir por el escándalo que provocaron sus declaraciones. Según Vidal, Romeva ha contactado ya con la OTAN y con 11 países de la UE para asegurarse la protección de la Alianza Atlántica al futuro estado independiente.

En la OTAN no piensan lo mismo

El Confidencial Digital ha tenido acceso a fuentes españolas destinadas en la estructura militar de la Alianza Atlántica para conocer su parecer acerca de la posible integración de Cataluña en el paraguas de la OTAN.

“En caso de producirse esa situación, el asunto se tratará en último término como una cuestión política con un enfoque puramente político. Pero ni aún así parece viable” aseguran.

Explican que nunca un territorio bajo protección de la OTAN ha dejado de estar bajo la defensa de la OTAN, pero tampoco se han producido secesiones de territorio en estados miembros de la Alianza.

El ejemplo de Ceuta y Melilla

Manifiestan estas fuentes que sería “disparatado” que la OTAN se involucrase en la defensa de Cataluña como la de cualquier socio de la Alianza  “cuando, por ejemplo, dos ciudades españolas como Ceuta ni Melilla no aparecen citadas expresamente en los tratados y por la Alianza no los incluye entre los territorios de su competencia”.

El debate sobre la inclusión de las ciudades autónomas bajo el paraguas de la OTAN se reabrió hace unos meses, coincidiendo con la crisis diplomática que provocó el paso de un convoy naval ruso por aguas del Estrecho y por la petición del Kremlin –denegada por España- de hacer escala en Ceuta.

“No tiene sentido que, mientras España presiona para incluir Ceuta y Melilla, Cataluña se separe y después acceda a un club selecto por la puerta principal, sin invitación y sin aportar nada”, dicen las fuentes consultadas.

Cataluña, dispuesta a aportar cooperantes humanitarios a la OTAN

Según las tesis imperantes en el secesionismo catalán, ese estado independiente no aportaría efectivos ni material a la estructura de la fuerza de la Alianza.

Sí estaría dispuesta, explican, a aportar personal civil especializado en tareas humanitarias.

Y, mientras, a España le exigen duplicar su gasto en defensa para amoldarse a lo que pide la OTAN y Estados Unidos”, destacan esas fuentes.

Por tanto, concluyen, “no es, ni mucho menos, tan fácil como lo pintan” los dirigentes catalanes.

La entrada –o permanencia, según se mire- de Cataluña en la OTAN no está clara, no está decidida, y en todo caso dependería, en último término, de una intensa negociación política en la que España tiene mucho que decir.

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·