Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

PP y PSOE se mueven por captar el voto de los jubilados

Atención trabajadores: las pensiones caerán un 30% si se contabiliza toda la vida laboral

Alarma en el Gobierno al constatar que eso ocurrirá con la reforma pensada para 2023. El anuncio de Báñez de calcular con los mejores años de cotización es un globo sonda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Que las pensiones de los españoles se calculen teniendo en cuenta toda la vida laboral del trabajador. Es el proyecto que viene preparando discretamente el Gobierno. La idea es ir incrementando progresivamente el número de años de aportación a la Seguridad Social hasta completar todos los cotizados. Pero ese plan ha provocado alarma en Moncloa.


Báñez, dirigiéndose a la bancada del Grupo Socialista. Báñez, dirigiéndose a la bancada del Grupo Socialista.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes del equipo económico del Ejecutivo, la intención del Gobierno es que esa medida entrase en vigor a partir de 2023, es decir, dentro de cinco años.

A partir de entonces, el cómputo para calcular las pensiones de todos los españoles irá aumentando de manera bianual: cada dos años, la Seguridad Social tendrá en cuenta un año más de vida laboral del trabajador.

De esta forma, dentro de 25 a 30 años (en torno al 2050), las pensiones quedarían calculadas en función de toda la vida laboral del cotizante, explican a ECD las fuentes conocedoras de este plan, diseñado de forma discreta y conjuntamente por los ministerios de Economía, Hacienda y Empleo.

El documento reservado del Gobierno defiende igualar el sistema de pensiones al de otros países del entorno europeo, que también están aumentando progresivamente la cantidad de años cotizados.

De hecho, el cálculo de las pensiones de los españoles ha pasado de 2 años a 7 años, más tarde a 15, y el último en modificarlo fue el anterior Gobierno socialista, que lo ha fijado en 25, aplicado progresivamente hasta el 2023.

45 años de cotización, frente a los 25 actuales

Con esa medida, todos los españoles menores hoy de 60 años se verían afectados en el futuro. La media para calcular la pensión quedaría fijada en unos 45 años, añaden las mismas fuentes, frente a los 25 actuales.

Pero esta ‘solución final’ para la sostenibilidad del sistema público de pensiones ha alarmado enormemente en Moncloa. Se han constatado los considerables y evidentes perjuicios para un destacado número de jubilados que, al ser incrementado el periodo de cotización, verán reducida drásticamente su pensión.

Recorte de un 30% de media en las pensiones

En el equipo económico del Gobierno han calculado cuál sería el impacto, en las pensiones de los futuros jubilados, de ampliar el plazo de cotización a toda la vida laboral. Un análisis que se ha realizado antes de someterlo a debate en la Comisión del Pacto de Toledo, para evitar la alarma en el conjunto de la población.

ECD ha podido saber que el dato que más ha asustado a varios altos cargos del Ejecutivo, cuando lo han visto en documentos oficiales, es qué ocurrirá en 2023 cuando se aplique la reforma. Los resultados son devastadores, con un coste político “prácticamente inasumible”: las pensiones caerán una media del 30%.

Ampliar la edad de jubilación a los 70 años

El Gobierno ha aprobado también, en los últimos años, modificaciones legales para impedir que los trabajadores se jubilen prematuramente tras haber cumplido los 50 años. Los jóvenes se incorporan cada vez más tarde al mundo laboral, y el sistema de pensiones no puede soportar tan drástico descenso en el número de cotizantes.

El Gobierno de Zapatero ya subió la edad de jubilación hasta los 67 años. El plan manejado con reserva en Moncloa deja también la puerta abierta a que en los próximos años pueda plantearse otra ampliación de ese límite, para llegar progresivamente a los 70.

Se defiende una pensión en función de lo aportado

En el Ejecutivo consideran que ampliar el periodo de cómputo para calcular la pensión hará “justicia”. En estos términos se ha expresado, en alguna ocasión, el propio secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos.

Se defiende que un importante número de cotizantes que se jubilan se están viendo perjudicados por las últimas bajadas de los salarios. Sostienen que, con el actual sistema, no se valora adecuadamente la trayectoria laboral de un trabajador que ha estado empleado durante toda su vida.

Burgos, por tanto, ha reconocido incluso en público que es partidario de que los ciudadanos reciban una pensión conforme a las aportaciones que han realizado.

Fátima Báñez se descuelga con una primera propuesta

En cualquier caso, fuentes del Gobierno consultadas por El Confidencial Digital reconocen que los encargados de diseñar la futura reforma de las pensiones en el Parlamento, en el marco de la Comisión del Pacto de Toledo, no están llegando a ninguna conclusión.

Por ello, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez se descolgó la semana pasada con una propuesta: permitir que, aquellos que vean rebajada su cotización en la antesala de la jubilación, puedan calcular la pensión con toda su vida laboral en lugar de los últimos 21 años, como fija la ley (25 años a partir de 2022).

La  grave situación financiera que sufre el sistema es conocida por el Gobierno y el resto de la clase política, y la demanda de su solución comienza a ser un clamor entre la opinión pública.

Cálculo con las mejores cotizaciones, un “globo sonda”

En el equipo de la ministra de Empleo defienden que la última propuesta lanzada por Fátima Báñez beneficiaría a los trabajadores que sean despedidos en los últimos años de su vida laboral y por eso empeoren sus cotizaciones en vísperas de la jubilación.

En esos escenarios, aseguran, ir hacia atrás en los años cotizados mejoraría la pensión final porque incluiría en el cálculo años con mejores cotizaciones que las de los últimos años cotizados tras ser despedido.

Además, el empleado tendría la posibilidad de eliminar de este cálculo los cuatro o cinco peores años de cotización de su vida laboral, lo que contribuiría también a mejorar la cuantía final.

De todas formas, el planteamiento de Fátima Báñez es voluntario y reservado a los españoles que agoten su vida laboral, con el fin de estimular también que se jubilen lo más tarde posible. En el Ministerio de Empleo admiten a ECD que no existe una estimación del coste que podría tener la medida, al tratarse de una opción voluntaria.

Se insiste en que el Gobierno sólo adoptará medidas legislativas a partir de lo que se acuerde con los demás partidos en la Comisión del Pacto de Toledo. No intentará, por tanto, reformas de las pensiones en solitario, de modo que la iniciativa de la ministra y del PP es por ahora sólo una propuesta a modo de “globo sonda”.

PP y PSOE luchan por captar el voto de los jubilados

Por el momento, dirigentes del PP y el PSOE admiten que, en el ciclo electoral que arrancará dentro de un año con las elecciones municipales y autonómicas, ambos partidos “han empezado a disputarse a cara de perro el voto de más de 9 millones de pensionistas”, caladero en el que Podemos y Ciudadanos se mueven con mayor dificultad.

El propio Pedro Sánchez ha comenzado a celebrar asambleas abiertas por toda España con militantes y simpatizantes socialistas, en las que está participando con su equipo, para tratar específicamente sobre el futuro de las pensiones. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·