Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La designación se decidirá en el Congreso

Eladio Jareño y Enrique Alejo buscan apoyos para presidir RTVE

José Antonio Sánchez ha comunicado su deseo de no seguir en el cargo. El nombramiento deberá aprobarse una vez se constituya el nuevo Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Movimientos internos en Radio Televisión Española. El actual presidente, José Antonio Sánchez, tiene intención de dejar el cargo y otros directivos empiezan a posicionarse ante la posibilidad de que un pacto para formar Gobierno incluya el nombramiento de una nueva cúpula en el ente público.

José Antonio Sánchez, presidente de la Corporación RTVE. José Antonio Sánchez, presidente de la Corporación RTVE.

Tal y como contó la semana pasada El Confidencial Digital, el actual presidente de RTVE lleva tiempo deseando dejar el cargo. Sánchez fue nombrado en octubre de 2014, tras la dimisión de Leopoldo González Echenique, y su mandato se antojaba corto debido a que las elecciones generales se iban a celebrar en otoño de 2015.

Sin embargo, la falta de un acuerdo para formar Gobierno frustró la XI legislatura y obligó a convocar nuevas elecciones el 26 de junio, tras las que por el momento no se ha llegado a ningún acuerdo para elegir presidente.

Por todo ello, José Antonio Sánchez está viendo cómo su etapa al frente de RTVE se extiende más de lo previsto... y de lo deseado por él mismo, que quiere volver a Telefónica, donde se encuentra en situación de excedencia.

El director de TVE y el responsable de las cuentas

Sánchez tiene decidido dejar la radio televisión pública una vez que se forma Gobierno. Sus intenciones son conocidas por otros directivos de RTVE, que han comenzado a realizar movimientos discretos para posicionarse en la carrera por ser el siguiente presidente del ente.

ECD ha podido saber que son principalmente dos los directivos que están buscando apoyos para ‘suceder’ a José Antonio Sánchez. Se trata de Eladio Jareño, nombrado en marzo director general de TVE, y de Enrique Alejo, responsable del Departamento de Cuentas.

Según fuentes de la dirección de Radio Televisión Española, ambos se están postulando como sucesores de Sánchez. Para conseguirlo, están buscando apoyos no sólo en el Partido Popular y en el Gobierno en funciones, sino también en otros partidos: en el PSOE y en Ciudadanos.

Y es que el nombramiento del presidente de RTVE requiere de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados: una mayoría que el PP tuvo en la legislatura pasada con Mariano Rajoy, pero que ahora ha perdido y para la que le faltan 38 diputados. De ahí que necesite votos en otros partidos, si bien los de Ciudadanos sólo no serían suficientes.

Consulta por ECD, un portavoz oficial de Radio Televisión Española asegura que Sánchez tiene aún mandato hasta el año 2018. Además, destaca que al presidente lo nombra y lo cesa el parlamento, y por ahora el Congreso no está ocupado en este asunto.

Los apoyos de Cospedal y de Montoro

Según las fuentes internas consultadas por El Confidencial Digital, Eladio Jareño cuenta con el respaldo principalmente de la dirección nacional del PP y, especialmente, de María Dolores de Cospedal. No hay que olvidar que el director de TVE fue jefe de prensa de los populares de Cataluña, y desde entonces estña bien visto en la sede de la madrileña calle Génova.

A Enrique Alejo tampoco le faltan apoyos políticos en el Gobierno y en Moncloa. Su nombramiento vendría avalado por Cristóbal Montoro, ya que el responsable de Cuentas ha sido quien ha ejecutado los recortes presupuestarios en RTVE que exigía el Ministerio de Hacienda y por ello ambos mantienen una relación fluida.

Entre los directivos de la Corporación de Radio Televisión Española la mayoría se decantan por la segunda opción. Consideran que Enrique Alejo apuesta más decididamente por llevar a cabo una profunda reestructuración del ente, que implicaría reducir el personal e implantar medidas para mejorar la eficiencia del trabajo de la plantilla.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··