Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Generalitat ni siquiera iba a enviar a un emisario

Junqueras aumenta la presión para que Puigdemont vaya al Senado

El president ha decidido comparecer en la Cámara Alta después de la insistencia de su número dos: “Tienes que ir tú para que no hablen por nosotros”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont no tenía, hace apenas unos días, ninguna atención de comparecer en el Senado para defender el proyecto soberanista de Cataluña. Lo consideraba un paripé innecesario y, además, pensaba que el hecho de no acudir suponía un nuevo gesto contra aquellos que quieren imponer el 155. No obstante, en apenas 48 horas, ha cambiado radicalmente de opinión.

Junqueras y Puigdemont Junqueras y Puigdemont

 Ahora, como se ha filtrado desde la propia Generalitat, Puigdemont está dispuesto a acudir al Senado, dar la cara en contra de la intervención de Cataluña que pretende el Gobierno y defender el proceso independentista impulsado por el Govern. Un viraje, teniendo en cuenta que no iba a enviar ni a un representante, que tiene a Oriol Junqueras como protagonista en la sombra.

El líder de ERC, afirman a El Confidencial Digital cargos de Esquerra, es partidario, como “todo el partido”, de “reivindicar” en la Cámara Alta todo lo hecho por la Generalitat en los últimos meses, además de anunciar las “agresiones policiales” del pasado 1-O.

En este sentido, Junqueras y el resto de republicanos consideran que Puigdemont “tiene que ir para evitar que otros hablen por nosotros”. Una consigna que el propio vicepresidente de la Generalitat ha transmitido al president.

Enfado de Junqueras con Puigdemont

Esa advertencia es considerada, dentro del Govern, como una especie de ultimátum de Junqueras a Puigdemont, después del enfado que el líder de Esquerra cogió con el ex alcalde de Girona por “romper el pacto” que ambos habían alcanzado para el pleno de independencia del pasado 1-O de octubre.

Así, desde ERC reconocen que los dos dirigentes habían acordado que fuera el propio Parlament el que votara la declaración de independencia para, minutos después, llevar a cabo una segunda votación para dejarla en suspenso. Un pacto que fue roto a última hora por Puigdemont después de reunirse con la cúpula del PDeCAT.

En ese cónclave, considerado como un “secuestro” por fuentes del Govern, Artur Mas, Santi Vila y Marta Pascal, los dirigentes que ahora exigen elecciones a Puigdemont, le exigieron que cambiara las votaciones por una “declaración oral” durante su discurso, ya que tendría “menos validez” y, por tanto, se evitaban peores “consecuencias penales”.

Cuando el president comunicó su decisión a Junqueras, le pidió que la aceptara para evitar una fuerte división en la Generalitar en un momento clave. El líder de Esquerra aceptó a regañadientes, pero desde entonces está empujando a Puigdemont a tomar decisiones que preocupan en el PDeCAT. Entre ellas, la de su comparecencia en el Senado.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··