Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pablo Iglesias ha asegurado que votaría a favor

Pedro Sánchez presentará moción de censura si Ciudadanos le apoya

Busca repetir el pacto entre PSOE, Podemos y la formación naranja que logró la reprobación a Rafael Catalá. Su idea es presentarla después de verano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez ha asumido que tendrá que ser él, a través de José Luis Ábalos como portavoz interino en el Congreso, el que no apoye la moción de censura de Podemos. El voto del PSOE, no obstante, podría cambiar del “No” a la abstención con el objetivo de tender puentes con el partido morado. El siguiente paso, explican desde Ferraz, es acercarse, de nuevo, a Ciudadanos.

Pedro Sánchez, con su equipo de campaña, saluda a los militantes tras su victoria. Pedro Sánchez, con su equipo de campaña, saluda a los militantes tras su victoria.

Todo ello porque, según reconocen a El Confidencial Digital colaboradores de Pedro Sánchez, el objetivo del nuevo secretario general es plantear una moción de censura, impulsada por el PSOE, para derrocar al Gobierno de Rajoy con los apoyos de Podemos y Ciudadanos. Una hoja de ruta, que el propio dirigente desarrollará en las próximas semanas.

El objetivo del ganador de las primarias es esperar a que Pablo Iglesias fracase en su intento de derrocar al actual presidente para, a continuación, ir alimentando la idea de una nueva moción de censura, protagonizada por el partido que lidera la oposición, y apoyada por un número suficiente de diputados que garantice su éxito en la votación.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que, tras la exigencia de Compromís a Podemos de “esperar al PSOE” para “lograr un gran pacto”, el clamor por una moción de censura que pueda salir adelante “irá a más”, por lo que el tiempo, en contra de lo que pasó tras las elecciones del 36-J y la investidura fallida de Rajoy, va a favor de Pedro Sánchez.

Buscará el apoyo de Ciudadanos

El nuevo secretario general, no obstante, ha aprendido de los errores pasados. Y, a diferencia de lo que ocurrió a principios del año pasado, cuando se presentó a la investidura sin tener los apoyos garantizados, solo llevará a cabo una moción de censura si logra un pacto con Podemos... y también con Ciudadanos.

El apoyo de la formación morada parece garantizado. El propio Iglesias ha asegurado que si su moción de censura no triunfa y luego el PSOE presenta una propia, él y su Grupo Parlamentario la apoyarían. De esta forma, los socialistas contarían con 85 votos a favor de su propia bancada mas los 71 de Podemos y sus confluencias, incluido Compromís.

En total, Sánchez dispondría de 156 votos a favor, por le que le quedarían 20 para lograr la mayoría absoluta. Una cifra que aspira conseguir de Ciudadanos, al que plantearía la moción de censura una vez celebrado el congreso federal del PSOE.

La intención del secretario general, explican las fuentes consultadas, es volver a sentarse con Albert Rivera, tal y como hiciera hace 15 meses, para insistirle en la necesidad de hacer caer a Rajoy por los casos de corrupción que asolan a su partido. No obstante, a diferencia de cómo actuó cuando se presentó a la investidura, no cerrará de forma unilateral un pacto con Ciudadanos.

El objetivo ahora es logar un “apoyo global” a la moción de censura para “echar a Rajoy”, pero defendiendo un proyecto propio que no dependa de acuerdos individuales con uno u otro partido. Así, añaden las fuentes consultadas, se espera repetir el pacto sellado por PSOE, Podemos y Ciudadanos para reprobar a Catalá pero, en esta ocasión, para hacer caer al Gobierno

La moción, después del verano

Otro de los aspectos que Sánchez y su equipo están estudiando es la fecha de presentación de la moción de censura. Las fuentes consultadas explican que “no hay que precipitarse” y que solo se llevará a cabo “cuando esté todo cerrado y atado”. Por tanto, añaden, siempre será después del congreso federal y tras haber llegado a un acuerdo con los partidos.

Así las cosas, la moción podría presentarse el próximo mes de julio, aunque en el PSOE muchos apuntan a la conveniencia de esperar a que Rajoy declare en la Audiencia Nacional por la Gürtel para justificar esa iniciativa. El problema, apuntan, es que el presidente no declarará hasta la última semana del citado mes y, después, habrá parón parlamentario en agosto.

Por todo ello, desde el entorno de Sánchez se inclinan por presentar la moción justo después del verano. No obstante, añaden, cualquier decisión judicial en contra de Rajoy o del PP “puede precipitar los acontecimientos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·