Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las medidas deberán ser aprobadas por el Senado la próxima semana

Rajoy interviene Cataluña con el 155: retira a Puigdemont la potestad de convocar elecciones autonómicas

El Gobierno llamará a las urnas antes de seis meses, cesará al presidente de la Generalitat y a todos sus consellers y limitará las funciones del Parlament

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno ha concretado ya las medidas que propondrá al Senado para "restaurar la legalidad" en Cataluña y frenar el intento de secesión al que están decididos la Generalitat y el Parlament. Rajoy ha reunido a su gabinete en Consejo de Ministros, que en una hora y media ha decidido aprobar las propuestas dentro del artículo 155 de la Constitución.

Mariano Rajoy explica las medidas del artículo 155. Mariano Rajoy explica las medidas del artículo 155.

La negativa de Carles Puigdemont y su gobierno a dar marcha atrás en su amenaza de hacer efectiva la independencia de Cataluña terminó con la paciencia en La Moncloa. Rajoy convocó a su Gobierno a su vuelta del Consejo Europeo en Bruselas en una reunión extraordinaria este sábado.

El presidente del Gobierno ha tomado la iniciativa de salir a comparecer ante los medios de comunicación para explicar las medidas aprobadas en uno de los Consejos de Ministros más decisivos de los casi seis años de Rajoy al frente del Ejecutivo.

“Aplicamos el artículo 155 porque ningún gobierno de ningún país democrático puede aceptar que se ignore, que se viole la ley”, ha afirmado Rajoy, muy empeñado en justificar esta medida como último recurso ante la contumaz negativa de Puigdemont a dar marcha atrás en su plan separatista.

El Govern de la Generalitat será destituido

Por primera vez desde que rige la Constitución de 1978 el Gobierno de España ha llegado al extremo de destituir a un gobierno regional. Rajoy ha explicado que el Senado tendrá que votar su propuesta de cesar al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; al vicepresidente, Oriol Junqueras; y a todos los consejeros del Govern.

Los distintos departamentos del Govern quedarán bajo responsabilidad de los ministerios del Gobierno de España. La administración autonómica seguirá funcionando como la administración ordinaria en Cataluña, pero bajo la batuta de los ministerios.

Mariano Rajoy ha querido destacar que con estas medidas “no se suspende el autogobierno ni la autonomía”, sino que “se cesa a las personas que lo han puesto en peligro”. De hecho, el relato hecho por el presidente del Gobierno señala que con la aplicación del artículo 155 “se recupera el autogobierno para la legalidad”.

Lo que no se ha detallado aún es quiénes serán las “autoridades y órganos” que se crearán o designarán para tomar el control de determinadad competencias.

El Parlament se mantiene, pero muy limitado

Pero además Mariano Rajoy pasará a ostentar una facultad que el Estatuto de Autonomía de Cataluña otorga al presidente de la Generalitat: la de disolver el Parlament y convocar elecciones autonómicas.

Su objetivo es celebrar comicios al Parlament en los próximos seis meses, pero con la posibilidad de celebrarlas aún antes si la situación lo permite.

Destituido el Govern, el Gobierno de España propone al Senado que el Parlament se mantenga como institución representativa de los catalanes. Pero, eso sí, la cámara autonómica se limitará de forma importante: se garantizará que sólo actúe “con respeto a la ley”.

Por ejemplo, el Parlament no podrá celebrar una sesión de investidura para nombrar a un presidente de la Generalitat que sustituya a Puigdemont, y tampoco podrá adoptar iniciativas contrarias a la Constitución Española.

Objetivo: “Proteger la integridad de la nación”

Rajoy ha destacado que todas estas medidas van encaminadas a “proteger la integridad de la nación”. Y ha desgranado en cuatro los objetivos que se propone la activación del artículo 155.

El primer es “volver a la legalidad y restituir la vigencia de la Constitución y del Estatuto de Autonomía”. El presidente del Gobierno de España ha insistido en varias ocasiones en resaltar que no sólo no actúa contra la autonomía de Cataluña, sino precisamente para recuperar, restaurar el autogobierno catalán.

De hecho, el segundo objetivo declarado por Rajoy es “recuperar la normalidad y la convivencia”, que según él se ha degradado “y mucho” en Cataluña. También pretende “continuar con la recuperación económica, con el empleo, con los sueldos”, porque según él hoy está en peligro.

Se ha detenido sobre ese punto de forma extensa, algo inusual: “Cataluña abandonaría la Unión Europea y al Organización Mundial del Comercio, se aplicarían aranceles y controles aduaneros”, “se dispararía la inflación”, y en definitiva la economía catalana sufriría un empobrecimiento de entre el 25% y el 30% de caída del PIB.

Y el último objetivo apuntado por Rajoy es esa celebración de elecciones para iniciar una nueva etapa autonómica en Cataluña que ya vaya “por el camino del respeto a la ley”.

La argumentación del Gobierno

Rajoy ha destacado que el Gobierno ha actuado con prudencia, con responsabilidad, con sentido común, y que en ocasiones ha ido más lento de lo que reclamaban muchos españoles porque quería dar la oportunidad a la Generalitat a rectificar. De hecho, ha dejado caer que parece que “algunos querían que se llegara a aplicar el artículo 155”.

El presidente del Gobierno ha querido realizar todo un relato político antes de explicar las medidas adoptadas. Ha detallado cómo los partidos independentistas han ido caminando de forma unilateral hacia la ruptura ilegal, sin querer dialogar dentro de las instituciones del Estado, como las Cortes Generales y saltándose la ley e incluso sin permitir un debate reglado en el Parlament sobre sus leyes de desconexión.

Antes de la reunión del Consejo de Ministros, desde el Palacio de la Moncloa se había difundido un argumentario de diez páginas con el objetivo de justificar la necesidad de aplicar el artículo 155. El Gobierno destaca que este mismo precepto constitucional, que obliga a las administraciones territoriales, se incluyen en las leyes fundamentales de Estados Unidos, Alemania, Suiza, Austria y Portugal, entre otros países.

También se señala que Puigdemont ha ignorado el requerimiento enviado por Mariano Rajoy, y que en vista del deterioro de la situación política, pero también económica (por la fuga de empresas) de Cataluña el Gobierno se ha visto obligado a intervenir.

Rivera respalda a Rajoy y pide elecciones en enero

El presidente del Gobierno ha señalado que estas medidas cuentan con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos, partidos con los que ha pactado la activación del artículo 155. Y nada más acabar de hablar, Albert Rivera ha salido a respaldar a Rajoy.

El líder de Ciudadanos ha destacado que era necesario aplicar en este punto la Constitución para restaurar la legalidad y evitar la ruptura de Cataluña. Incluso ha apuntado que el rey Felipe VI, en su discurso del 3 de octubre desde Zarzuela, señaló el camino a los poderes del Estado para garantizar el cumplimiento de la Constitución, y que era ineludible hacerlo.

Rivera ha señalado que espera que esas elecciones al Parlament convocadas por Rajoy se puedan celebrar en apenas tres meses, en enero, y no en las seis que se ha marchado el presidente del Gobierno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·