Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se anunciará con un gran acto en La Moncloa

La baza electoral que prepara Rajoy: ayuda de 425 euros a los parados con hijos

Será un subsidio indefinido para desempleados con familiares a su cargo. Lo negocia discretamente con los sindicatos y se ha fijado el 15 de diciembre como fecha límite para cerrarlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno tiene prácticamente diseñado un nuevo subsidio para desempleados de larga duración y con cargas familiares. Se prevé que la medida beneficie a casi 500.000 personas que recibirán una prestación de 425 euros al mes durante un periodo indefinido. El anuncio se lo reserva el presidente Mariano Rajoy.

Rajoy recibe a Pedro Sánchez en La Moncloa, el pasado julio. Rajoy recibe a Pedro Sánchez en La Moncloa, el pasado julio.

El Gobierno anunció hace tres meses una nueva prórroga de la ayuda de 400 euros al mes contemplada en el programa de recualificación profesional para las personas que agotan su protección por desempleo. El Ministerio se comprometió en ese momento a renovar este subsidio de forma automática cada seis meses, siempre que el desempleo se sitúe por encima del 20%.

Atendiendo al cuadro macroeconómico que maneja en este momento el Ejecutivo, la tasa de paro bajará de ese nivel por primera vez en 2017 (ahora está en el 23,67%).  Por lo tanto, los parados se garantizaron así el pasado mes de agosto el cobro de esta ayuda durante los tres próximos años.

Subsidio de 425 euros al mes tras agotar el paro

Ahora el Gobierno pretende dar un paso más en la protección social de los parados

La tasa de paro bajará de ese nivel por primera vez en 2017

después de seis años de crisis. Y se ha propuesto hacerlo en vísperas de un año electoral.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, el Ejecutivo tiene prácticamente perfilado con sindicatos y empresarios un nuevo subsidio para desempleados de larga duración que agoten la prestación.

A falta de los últimos retoques, que se están realizando estos días en la mesa de negociación formada por Gobierno y agentes sociales, la cuantía de esta ayuda se fijará en 425 euros al mes.

Empleo ha identificado que el 62,1% de los desempleados entre 16 y 64 años son parados de larga duración. Un porcentaje que se dispara hasta el 71% entre los mayores de 45 años. Se tiene en cuenta precisamente que este segmento de la población es el que tiene que asumir a esa edad mayores responsabilidades familiares.

La ayuda será indefinida para parados con hijos

La gran novedad de este beneficio es que será indefinido, es decir, no estará supeditado a la reducción del desempleo hasta un determinado nivel. Es lo contrario que sucede ahora con el subsidio de 400 euros creado por Zapatero, y que el Gobierno de Rajoy ha ido prorrogando hasta ahora con la idea de suprimirlo cuando el paro baje del 20%.

Los favorecidos por esta nueva ayuda deberán cumplir una condición fundamental: tener hijos u otras cargas familiares. Se prevé que la medida afecte a 500.000 parados que han sido identificados por el Ejecutivo como posibles receptores de este subsidio al cumplir los requisitos.

Tendrán que acreditar que están buscando activamente un puesto de trabajo o han participado en actuaciones de mejora de su ‘empleabilidad’ durante un mes antes de acceder a la ayuda.

Negociaciones de alto nivel con la máxima discreción

Las reuniones para perfilar el acuerdo son pilotadas por la propia ministra de Empleo, Fátima Báñez. Está convocando directamente a los secretarios generales de UGT y CC.OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, y también al presidente de la CEOE, Joan Rosell. Mariano Rajoy está permanentemente informado del estado de la negociación.

Según fuentes presentes en las conversaciones, el Gobierno ha solicitado a todos los interlocutores la máxima discreción para que no se genere un debate innecesario en la opinión pública. Se teme que las filtraciones puedan dar al traste con el pacto que está a punto de firmarse.

Se escenificará con un gran acto en La Moncloa

Sin embargo, hay un motivo más importante que explica el sigilo con el que se está llevando el asunto.  En La Moncloa se prepara ya un gran acto, previsto para antes del 15 de diciembre, en el que el presidente presentará este importante acuerdo. Esa es la fecha que las partes se han fijado como límite para cerrar las negociaciones.

Rajoy tiene previsto citar ese día para el anuncio a todos los agentes sociales: autónomos, pequeñas y medianas empresas, sindicatos, organizaciones empresariales...

Se ha descartado, eso sí, una invitación a los presidentes de las empresas del Ibex. Rajoy quiere evitar, explican, una “imagen de altos vuelos”. Persigue más bien una foto a cuatro, con Cándido Méndez (UGT), Ignacio Fernández Toxo (CC.OO) y Joan Rosell (CEOE).


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·