Martes 26/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Preocupa que dañe gravemente la imagen del ejército

Los generales temen una oleada de denuncias por corrupción en las Fuerzas Armadas

Entre los militares existe una mayor disposición a desvelar escándalos como la droga en el Elcano, el libro del teniente Segura, facturas para whisky y marisco…

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La corrupción en las Fuerzas Armadas “existe”, aseguran altos mandos del ejército, aunque añaden que “no es endémica y se puede solucionar”. Los generales se muestran inquietos por la posibilidad de que se produzca una oleada de denuncias públicas de corruptelas en acuartelamientos y unidades, que afectarían gravemente a la imagen de la institución.

La droga en el Elcano ha sido uno de los escándalos más sonados. La droga en el Elcano ha sido uno de los escándalos más sonados.

“Las Fuerzas Armadas no son corruptas, pero, como en todos los ámbitos de esta sociedad, existe corrupción". Así se explican ante El Confidencial Digital altos mandos militares, que reconoce que el ejército no se encuentra al margen de esos escándalos. Y añaden: "Es tarea de todos resolverlo”

En los últimos años han sido numerosos los escándalos en cuarteles y unidades que han saltado a la luz pública, algunos de ellos desvelados en exclusiva en este confidencial. Entre los más recientes casos conocidos, la droga hallada en el Buque-Escuela Juan Sebastián Elcano, el caso de las mudanzas en el ejército del Aire, las facturas falsas para pagar whisky y mariscos en Sevilla,  y, por supuesto, las derivaciones de lo desvelado por el teniente Segura en su libro Un paso al frente’.

“Tolerancia cero”

A los altos mandos de las Fuerzas Armadas les mantiene inquietos la actual situación. Según confiesan algunos de ellos a ECD, la corrupción es un tema de conversación recurrente en encuentros y reuniones de trabajo, en las que -según explican- se ha puesto sobre la mesa la necesidad de aplicar una política de “tolerancia cero” contra los escándalos dentro del ejército.

En concreto, les preocupa la posibilidad de que se produzca una oleada de denuncias de escándalos que pueda “afectar gravemente a la buena imagen” de la institución. Ho es, afirman, el principal enemigo del buen nombre del ejército.

Son más los que está dispuestos a denunciar

Sus temores se basan en una percepción, reciente y cada vez más extendida, de que los militares están cada día más dispuestos a denunciar las irregularidades de las que tengan conocimiento. Si en el pasado mandaba sobre todo la 'ley del silencio', ahora las cosas están cambiando.

Los altos mandos afirman que ellos son los “mayores interesados en acabar con la corrupción dentro del ejército”, aunque descartan que sea necesario poner en marcha planes de transparencia como los que están aplicando otras instituciones, como el propio Gobierno y la propia Casa Real.

“En las Fuerzas Armadas existen mecanismos eficaces para acabar con aquellos que se enriquecen o se aprovechan de la institución” afirman. Recuerdan que la norma, de “obligado cumplimiento”, de denunciar ante los superiores, por la vía reglamentaria, cualquier comportamiento irregular.

Filtraciones a medios de comunicación

Esos “mecanismos” internos son el “cauce ordinario” para este tipo de casos, pero los mandos del ejército creen que ahora hay muchos militares que están dispuestos a utilizar otras vías, como por ejemplo hacerlos públicos “a través de medios de comunicación”.

Y preocupa también que este tipo de conductas, es decir, la existencia de personas cada vez más dispuestas a la filtración, pueda haber alcanzado también a un ámbito tan restringido como es la Justicia Militar, hasta ahora un ejemplo de discreción.

Aluden, por ejemplo, a la ‘permeabilidad’ que se ha producido en el caso de los sumarios sobre el caso ‘Elcano’, las torturas en Irak y el escándalo en la base de Getafe, todos ellos instruidos en el Juzgado Togado Militar número 12.

Corrupción en las compras

Uno de los principales focos de irregularidades se encuentra en los procesos de compras y en contratos a pequeña escala, donde resulta más difícil la auditoría. Es el caso, por ejemplo, de los suministros de alimentos del colegio mayor San Hermenegildo de Sevilla.

Sobre esto último, tal como contó ECD, la propia sentencia judicial del caso asumía la dificultad para detectar pequeñas irregularidades en facturas ordinarias, del día a día. La única solución, explican las fuentes consultadas, pasa por centralizar paulatinamente todas las compras, de forma que la auditoría sea mucho más sencilla.

Actualmente, muchas de las compras en el ejército se realizan a través de los planes de contratación centralizada (PACC). La adquisición de partidas como el combustible, los suministros de energía y gas, municiones, servicios de agencias de viaje, telecomunicaciones, servicios postales, limpieza o material de oficina ya se realizan de forma conjunta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·