Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, encarga a Nielsen un estudio sobre las ventas del cava tras dos años de boicot al espumoso catalán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno está interesado en conocer la situación del mercado español del cava y quiere elaborar una estrategia que sitúe a esta bebida en un buen lugar en el mercado después de dos años de boicot. ACNielsen ha recibido el encargo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de actualizar la base de datos de 1994.

Según las informaciones recabadas por El Confidencial Digital, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que dirige Elena Espinosa, ha encargado a la consultora ACNielsen un estudio de mercado sobre “El mercado actual del cava y perspectivas de futuro”.

Concretamente, el Ministerio quiere que el estudio sirva para actualizar los datos de un trabajo previo realizado en 1994, aseguran las fuentes consultadas.

El objetivo del trabajo encargado es la obtención de nueva información y datos relevantes que permitan, por una parte, conocer cuál es la situación actual del mercado del cava y su evolución futura, y por otra parte, que puedan servir para elaborar recomendaciones estratégicas adecuadas que permitan contribuir a posicionar adecuadamente el cava en el mercado de vinos espumosos.

Según las mismas fuentes, el trabajo recibió el visto bueno del Ministerio el pasado mes de octubre y ACNielsen percibirá por este trabajo la cantidad de 81.000 euros.

El Consejo Regulador del Cava informaba en febrero pasado que las ventas en el mercado español del cava cayeron en 2005 un 6,6 por ciento y que hubo un aumento en las exportaciones de vinos espumosos del 6,3 por ciento. Como ya se informara en exclusiva en estas páginas, las previsiones de venta para el presente año aumentarán todavía más –en torno al 7 por ciento-, después de dos años de boicot a los productos catalanes.

·Publicidad·
·Publicidad·