Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La CEOE reúne a las constructoras para analizar una salida a la ‘crisis del ladrillo’ en Marruecos: gran presencia de compañías valencianas y ausencia de andaluzas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una veintena de empresarios y representantes de organizaciones empresariales de la construcción y el sector inmobiliario acaban de celebrar un encuentro técnico en la sede de la CEOE en Madrid para analizar, junto al director de la Agencia de Desarrollo Urbano de Tánger, Abdellatif Brini, las oportunidades que presenta el país vecino como posible solución a la crisis en España.

A la reunión han acudido los primeros ejecutivos y representantes, entre otros, de la Asociación de Promotores Constructores de España, la Confederación Nacional de la Construcción, Tecniberia, Banco Sabadell, La Caixa, Crea Galilea, Grupo VYSL Salamanca, Garrigues, Casado & Asociados, Mixta África o USP Hospitales.

Analistas del sector han manifestado su sorpresa al comprobar la importante presencia de empresas y asociaciones valencianas y levantinas, como la Federación de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de La Comunidad Valenciana o la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción. En cuanto a distribución geográfica de los inversores inmobiliarios españoles que han puesto Marruecos entre sus objetivos prioritarios, se cuentan principalmente valencianos, catalanes y extremeños.

En cuanto a los andaluces, casi ausentes de la cita, uno de los empresarios que ha participado en el encuentro ha explicado a El Confidencial Digital que son fundamentalmente sevillanos quienes se interesan en este tipo de empresas en territorio marroquí y que lo están empezando a hacer a través de la agencia EXTENDA, que promueve los intereses económicos y empresariales de firmas andaluzas.

Tal y como señalaron los empresarios españoles del sector inmobiliario y de la construcción asistentes a la reunión organizada por la CEOE, se está desaconsejando a las empresas españolas que se dediquen a construir la llamadavivienda social’, cuyo precio máximo está fijado por el Gobierno alauí en el equivalente a 18.000 euros y cuya edificación está controlada en gran medida por la principal constructora local, ADOJA. En cuanto a la percepción del comprador local de recursos medio-bajos, “el marroquí está descontento”, puesto que el precio de la vivienda que se está construyendo en este momento está entre los 1.500-1.600 y los 3.000 euros el metro cuadrado.

Es mucho más rentable la construcción y promoción de viviendas medias, de las que existe una gran carencia. Su precio ronda los 50.000 – 60.000 euros y suelen ser adquiridas por turistas europeos o marroquíes con gran poder adquisitivo. Otra de las promociones de construcción española en la región que tuvo gran éxito se encuentra en las zonas costeras más turísticas de Tánger y cuenta entre otros vecinos conocidos en España con la actriz Bibiana Fernández.

La inversión española de los sectores de la construcción e inmobiliario, junto al industrial, en Marruecos representan el 82,4% del total. De acuerdo a datos facilitados por la oficina económica y comercial de España en Rabat, el número de empresarios españoles que ha decidido emprender en el país vecino ha crecido notablemente desde 2005. 

La construcción en Marruecos es barata gracias a la abundante mano de obra, aunque los materiales son más caros que en España, llegando en ocasiones a superar el 15% de los precio disponibles en la Península. Uno de los grandes alicientes para los empresarios españoles del sector, que desde hace meses incrementan sus operaciones en el exterior como salida a la crisis inmobiliaria que se registra en el país, son “las ganas de aprender” y la “rapidez y disposición” para el aprendizaje de los trabajadores locales marroquíes, “especialmente de las mujeres”.

·Publicidad·
·Publicidad·