Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Está dispuesto a subir el precio a 17 euros por acción

Florentino Pérez trabaja en un golpe de efecto en Abertis para bajar los humos a Atlantia

ACS prepara una oferta que superará en 50 céntimos a la de los italianos. Moncloa irrumpe en las negociaciones con los fondos para conseguir la financiación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Florentino Pérez trabaja en un golpe de efecto en Abertis tras el órdago lanzado por el presidente de Atlantia. El mercado da por fracasada la contraopa de ACS, a través de su filial alemana Hochtief, por lo que la constructora está replanteando su oferta para convencer a los fondos y lanzar la operación en septiembre... con ayuda del Gobierno.

Florentino Pérez en ACS. Florentino Pérez en ACS.

En este contexto, el presidente de la italiana Atlantia, Fabio Cerchiai, acaba de afirmar que “no será fácil que se presente una propuesta mejor” que la que han ofrecido por Abertis, ni se pueda “construir una contraopa”, en unas declaraciones a la agencia ANSA.

Cerchiati se refería a la posibilidad de una contraopa anunciada por ACS, que fue accionista de Abertis hasta 2012, pero que aún no ha sido concretada.

Oferta que supere por la mínima a la de Atlantia

Sin embargo, la entrada en escena de Florentino Pérez en esta operación es cuestión de días. Se apunta a un plazo aproximado de dos o tres semanas.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, ACS prevé tener lista en ese momento una oferta que supere por la mínima a la de los italianos.

Por el momento, el también presidente del Real Madrid afronta el problema de la financiación. La constructora tiene capacidad de generación de caja y solidez financiera, pero necesita la ayuda de inversores externos para afrontar la compra.

Los fondos no ven con buenos ojos la oferta de entrar en el capital de la constructora por la exposición a un sector con un riesgo cíclico. Lo que realmente les interesa es el negocio de las autopistas.

Por ello, según las fuentes consultadas por ECD, la dirección de ACS está aprovechando este agosto para trazar una nueva estrategia que haga atractiva su participación en la operación, aportando la financiación necesaria.

Para superar la oferta de Atlantia, ACS debe ofrecer más de 16,5 euros por acción. Es el precio que han fijado por dos veces los italianos. Florentino está dispuesto a subir a los 17 euros, 50 céntimos más. La operación sobrepasaría entonces los 17.000 millones de euros, además de tener que asumir otros 15.000 de la deuda de Abertis.

Moncloa irrumpe en las negociaciones con los fondos

Tal y cómo se contó en ECD, Mariano Rajoy dejó claro al primer ejecutivo de ACS, durante el encuentro reservado que ambos mantuvieron en Moncloa antes de las vacaciones de agosto, el objeto de aquella cita: “Abertis no puede caer en manos extranjeras. Antes tuya que italiana, le transmitió. Una implicación tan directa del presidente del Gobierno que sorprendió al propio Florentino.

La venta de las autopistas y de los satélites dependientes de Hispasat requiere de la autorización del Ejecutivo. Por tanto, Rajoy le garantizó que no dará el visto bueno a una posición de control por parte de capital extranjero de la compañía. Considera que Abertis trabaja con activos estratégicos para el país.

Por ello, según las fuentes conocedoras de los contactos, Moncloa se ha implicado también en las negociaciones con los fondos de inversión para que aporten la financiación de 17.000 millones necesaria para la operación.

Ha irrumpido, por ejemplo, en las conversaciones de Lazard con el fondo The Children's Investment (TCI), que apoyó en el consejo de AENA una contraopa sobre Abertis por su alta rentabilidad.

La operación se frustró ante la resistencia de los representantes del Gobierno. Pero el fondo de inversión que controla el 11,3% del gestor aeroportuario, exigió entonces a Enaire, la matriz pública de la compañía con el 51%, una explicación formal con los motivos para oponerse a la contraopa. Moncloa busca ahora su complicidad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·