Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se mantiene en contacto con La Caixa

El Gobierno pide ayuda a Italia para frenar la “oferta trampa” de Atlantia sobre Abertis

Moncloa ha encargado a Álvaro Nadal que explore las verdaderas intenciones de la familia Benetton. Ha tenido en cuenta los casos de Iberia y Endesa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que la italiana Atlantia anunció la OPA sobre Abertis, a mediados de mayo, el Gobierno ha advertido de que actuará “con estricto cumplimiento de la legalidad”, y en defensa, “ante todo, del interés general”. Una estrategia que persigue preservar la ‘españolidad’ de la compañía catalana, la “mayor preocupación” ahora en Moncloa.

Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital.

El desenlace de la OPA a Endesa, en 2009, provocó uno de los mayores escándalos político-económicos de los últimos años. Y ese es el trasfondo fundamental que explica la implicación del Gobierno en la OPA de Atlantia sobre Abertis, que se anunció hace un mes.

Rajoy se ha propuesto evitar otro fiasco como el que protagonizó en su día Zapatero con la venta de la eléctrica española a la también italiana Enel.

La postura del primer accionista de Abertis (La Caixa) ha sido mantenerse al margen. En la cúpula de la entidad catalana, propietaria del 22,73% de Abertis, no se pasa por alto que los términos de la OPA se han conocido coincidiendo con las críticas del Gobierno español a Italia por su política energética en Endesa.

Atlantia se acaba de comprometer ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a “mantener la actual sede social y centro de decisión de Abertis, con su propia estructura de gestión y gobierno corporativo”, en Barcelona si sale adelante la OPA que lanzó el pasado 15 de mayo sobre la concesionaria española.

Ha garantizado que “atenderá a los intereses estratégicos del Reino de España, y que el 5% de Abertis se mantendrá como capital flotante para que el grupo siga cotizando en la Bolsa española.

El Gobierno no se fía de la oferta de Atlantia

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas a la cúpula económica del Gobierno, Moncloa ha encargado a Álvaro Nadal que explore las verdaderas intenciones de la familia Benetton.

Por lo pronto, el ministro de Energía ha emprendido gestiones con el Ejecutivo italiano. Pero ha recibido una negativa. La respuesta ha sido que no va a interferir en las decisiones de una empresa privada.

Pero el Ejecutivo español no se fía de los últimos “guiños y concesiones” de Atlantia. La califica en privado como “oferta trampa”. Ha tenido en cuenta para hacer saltar todas las alarmas los casos en el pasado de Iberia y Endesa.

Recuerdan que es lo mismo que ofreció en su día British Airways a Iberia, cuando se creó International Airlines Group (IAG). La sede del grupo resultante permanece en Madrid, cerca del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Pero toda la actividad corporativa y el centro de mando está radicado en Londres.

Respecto a Enel, en el Ejecutivo tampoco se pasa por alto que Endesa también cotiza un 5% en la Bolsa española, mientras que la toma de decisiones estratégicas sobre la eléctrica española se focaliza en Italia.

Garantizar la ‘españolidad’ de la catalana Abertis

Según las fuentes consultadas, Moncloa cuenta con el respaldo de La Caixa en la defensa de Abertis. Llevan trabajando discretamente, en el último mes, para garantizar la ‘españolidad’ de la compañía. La estrategia pasa, en primer lugar, por incrementar el valor de la oferta.

Tal y cómo se contó en ECD, Isidro Fainé ha conseguido implicar al Ministerio de Fomento. Hay que recordar que el Estado debe decidir todavía sobre la renovación o no de las concesiones de cinco vías de peaje que ahora gestiona la empresa española.

Así las cosas, el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa ha recibido la confirmación del Gobierno de que no se van a prorrogar automáticamente.

Le ha anticipado que el plan es convocar un nuevo concurso. Ante ese proceso, ha recibido garantías de que, por tamaño y experiencia, no habrá competidor que haga sombra a la compañía resultante de la OPA para que vuelva a hacerse con la explotación de las vías.

Este escenario contribuiría sustancialmente a cambiar las condiciones de la oferta italiana hasta que venza el periodo de aceptación. Por el momento, el precio puesto ante el regulador bursátil por Atlantia se ha mantenido en los 16,5 euros por acción inicial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·