Lunes 20/10/2014. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Dinero

Hacienda investiga y retrasa la devolución del IRPF a tres colectivos: quiénes han hecho obras en su vivienda, tienen deudas con la Agencia Tributaria, y con declaraciones a devolver muy altas

Algunos españoles han recibido ya la devolución de la Declaración de la Renta 2011. Pero otros muchos no. Hay, en concreto, tres colectivos en los que Hacienda ha puesto el punto de mira y está investigando: las personas que han declarado obras en su vivienda, tienen deudas con la Agencia Tributaria, y aquellos que tienen declaraciones a devolver muy elevadas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes conocedoras de estos procesos, Hacienda esta realizando comprobaciones exhaustivas a contribuyentes que se encuentran en alguno de estos tres casos.

Reformas en la vivienda

En lo que se refiere a la deducción por vivienda, la Agencia Tributaria está siendo especialmente rigurosa en varios aspectos:

-- La deducción por adquisición de vivienda para los nuevos compradores no estaba en vigor para el ejercicio 2011. Solo tenían derecho a esta bonificación aquellos que tuvieran rentas muy bajas. Sin embargo, la situación cambió tras las reformas aprobadas por el Gobierno el 30 de diciembre del pasado año, con carácter retroactivo.

Esto quiere decir que aquellos que compraron un piso el año pasado también podrán beneficiarse de la deducción. Pero Hacienda les está solicitando documentación adicional para justificarlo, lo que, a su vez, retrasa la devolución del IRPF.

-- La rehabilitación de la vivienda: está revisando al detalle todas las facturas aportadas. Realiza un control estricto para esclarecer si el dinero invertido en el inmueble se sitúa dentro de los parámetros desgravables, y así verificar que lo declarado coincide con lo legal.

Deudas con la Agencia Tributaria

Según los expertos consultados por ECD, otro de los colectivos que Hacienda tiene en el punto de mira es el de los contribuyentes que mantienen deudas con el Estado.

Está especialmente atenta a este asunto, tanto en el caso de que el ciudadano haya cobrado un dinero de más –y que, por tanto, no le corresponde- como en el de que no haya hecho frente a un pago.

Devolución de un importe alto

Hacienda también está mirando con lupa a los contribuyentes a los que, una vez presentada la declaración de la renta, tiene devolver una cantidad elevada de dinero.

En esos casos, se dedica a comprobar que la declaración del IRPF no contenga ninguna desgravación que no corresponda, o si se han aportado todas las facturas o ingresos, por lo que está volviendo a solicitar documentación a estos ciudadanos para poder cotejarlo.

·Publicidad·
·Publicidad·
· Artículo más leído ·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·