Lunes 30/05/2016. Actualizado 20:52h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La ofensiva se desplegará a partir de abril

Hacienda, a la caza de 200.000 vendedores irregulares en Internet

El Plan de Control Tributario de este año les exigirá que paguen impuestos por negociar en la red entradas de fútbol y espectáculos, muebles viejos, joyas...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Malas noticias para el comercio electrónico de carácter doméstico. El Ministerio de Hacienda ha puesto su punto de mira en la compra-venta de objetos por Internet a través de casas de subasta como eBay o Vibbo. Ya ha identificado a unos 200.000 defraudadores.

ebay, una plataforma de compra-venta online. ebay, una plataforma de compra-venta online.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes próximas a la Inspección de Hacienda, la Agencia Tributaria va a desarrollar protocolos de actuación sobre empresas y particulares que se lucran gracias al comercio electrónico.

Durante los últimos meses, los inspectores han estado cruzando información de más de 200.000 dominios para su incorporación a las bases de datos de la Administración Tributaria.

Desde el mes de abril, desplegará actuaciones dirigidas a la comprobación de los beneficios obtenidos por los distintos agentes económicos que utilizan la red como medio para publicitar bienes y servicios. Se citan, por ejemplo, la venta de entradas de fútbol y conciertos, joyas, muebles viejos...

Hasta este momento, la vigilancia se limitaba fundamentalmente a los alquileres y cesiones de viviendas por Internet. Ahora se quiere dar un paso más.

Aflorar rendimientos ocultos

Hacienda se servirá del análisis y explotación de la información disponible en Internet que permita descubrir actividades o rendimientos ocultos y el tráfico ilícito de bienes.

Después, planificará actuaciones de control sobre aquellos fabricantes o prestadores de servicios que comercialicen sus bienes o servicios a través de Internet para garantizar la adecuada tributación en España de las rentas generadas en la actividad económica. Les exigirá, por tanto, que comiencen a pagar impuestos por ese rendimiento obtenido.

Compras y ventas sistemáticas en la red

Según las fuentes consultadas, los inspectores perseguirán a los sujetos que se dedican a comprar y vender un determinado tipo de objetos de forma sistemática, como si fuera parte de su actividad habitual.

Este sería el caso de una persona que, por ejemplo, se haya especializado en vender muebles antiguos y se dedique a adquirirlos por Internet y después revenderlos. En esa circunstancia puede hablarse ya de “actividad” y será requerido por los técnicos de Hacienda para reclamarle el pago de los impuestos correspondientes más los intereses de demora.

Captación de información económica

La Agencia Tributaria está utilizando un programa informático diseñado para explorar páginas de Internet de forma metódica y automatizada. Realiza la captación disponible en la red de todo tipo de información económica que circula por la red. Se llama Web Spider o araña de la web.

Internet posibilita la existencia de actividades total o parcialmente sumergidas junto a otras que, bajo apariencia extranjera, son en realidad empresas españolas que usan las nuevas tecnologías para intentar eludir sus obligaciones fiscales.

De esta forma, por ejemplo, se obtendrá información de empresas y particulares que colocan publicidad de sus servicios, productos o bienes o de actividades cuyos datos, al ser cruzados con los declarados, permitirán chequear lo que dicen que ganan y la realidad de sus negocios.

En este plan, Hacienda pretende también utilizar técnicas de análisis de las redes sociales en operaciones comerciales. La intención es identificar patrones de comportamiento que se corresponden con actividades defraudadoras tradicionales, como las tramas carrusel en el fraude de IVA o el uso de testaferros.

Cuenta ya con unidades de auditoría informática, que en 2015 han realizado operaciones destacadas entre diversos cárteles de venta de pescado, carnes o recambios de coches de segunda mano a través de chatarrerías. Con estas actuaciones ha descubierto bolsas de fraude cercanas a los 300 millones de euros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·