Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Industria admite que algunos sectores están especulando con las energías renovables pero confía en las ‘primas’ para evitar una burbuja

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Industria incentiva económicamente el desarrollo de aquellas energías renovables que están menos desarrolladas. Sin embargo, estas ayudas gubernamentales están siendo aprovechadas por algunos sectores para comprar barato ahora y vender más caro en el futuro. Joan Clos tiene un plan para evitar un crecimiento artificial.

El Plan de Energías Renovables del Gobierno para el período 2005 – 2010 fijó un sistema de ayudas económicas para las inversiones en este campo. Industria prima a las empresas que se dediquen a las energías ‘verdes’. Con este sistema de primas, también conocido empresarialmente como apoyo directo, el productor cobra un precio fijo por Kwh (kilovatio por hora) que inyecte a la red y sea obtenido a través de estas energías limpias. El objetivo de Industria es fomentar su desarrollo y controlar los precios para que no suba el coste de las tarifas que deben pagar los consumidores.

Según fuentes del Ministerio de Industria consultadas por El Confidencial Digital, este sistema está incentivando el crecimiento de las renovables que están menos avanzadas. Sin embargo, se admite, algunos actores están aprovechando estas ayudas para invertir de una manera fácil y segura, es decir, comprar ahora barato para vender más caro en un futuro.

El peligro, por tanto, es que se llegue a producir un estallido de la burbuja (similar al que sufrió el auge de las compañías tecnológicas) motivado por la venta masiva del activo ‘verde’, en un mercado con pocos compradores y unos gobiernos que subvencionan casi todo.

En Industria niega que exista un riesgo real de que se produzca esa burbuja en la compra-venta de energías renovables y añaden que precisamente su sistema de primas “no va a ser una causa del que el sector se ‘recaliente’ demasiado”. Las ayudas sirven “para incentivar a empresas interesadas en las renovables y otras nuevas que se han abierto a raíz de dicho sistema, pero se están regulando”, sentencian.

Desde el departamento que dirige Joan Clos se pone el ejemplo de la energía eólica, que está ahora más consolidada y va a ver reducida esas ayudas. El caso opuesto es de la biomasa, un tipo de energía que no ha despegado y a la que se le van a subir las primas”.