Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Acaba de anunciar que el 100% de su leche será de ganaderos locales

Lidl se ‘españoliza’ para crecer a un ritmo de medio centenar de supermercados al año

La estrategia de expansión consiste en mantener los precios low cost, pero con productos nacionales que dan mayor confianza a los clientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lidl ve a España como uno de los países con mayores perspectivas de crecimiento, donde planea abrir 40 tiendas este año. La oportunidad en el sector inmobiliario, pues hay más locales y más facilidades para conceder licencias, van a impulsar la expansión. El objetivo de la ‘españolización’ es superar el medio centenar de aperturas al ejercicio.

Supermercado Lidl. Supermercado Lidl.

Recientemente, la cadena de supermercados alemana decidió renunciar al mercado lácteo internacional y comprar toda la leche de su marca propia -Milbona- a ganaderos españoles.

Lidl, presente en España desde 1994, cuenta actualmente con más de 535 supermercados, diez plataformas logísticas y más de 11.500 empleados. Cuenta con una cuota de mercado del 4,1% y el pasado año alcanzó unas ventas de 3.048 millones, lo que supone un incremento del 12,5% en relación al ejercicio anterior.

Crecimiento a un ritmo de 50 tiendas al año

Fuentes de Lidl, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explican que el grupo no se marca una cifra exacta de crecimiento ni una cuota de mercado a alcanzar. “Trabajamos para acercarnos cada vez más a nuestro cliente y ofrecerle unos productos y servicios adaptados a sus necesidades. Siempre manteniendo nuestra filosofía de querer ser los más baratos”, aclaran.

Sin embargo, confirman que la compañía está en constante búsqueda de nuevos emplazamientos para mejorar y ampliar su red de puntos de venta y para disponer de mejores infraestructuras logísticas que garanticen un óptimo servicio a nuestras tiendas.

De hecho, fuentes del sector añaden a ECD que la cadena alemana se ha marcado un objetivo de crecimiento a un ritmo de medio centenar de aperturas de nuevas tiendas al año en los próximos ejercicios. Visualizan que en España hay mercado para duplicar el actual número de locales y alcanzar el millar de supermercados a medio plazo.

En la compañía matizan, sin embargo, que aún no disponen de la previsión de nuevas aperturas para el próximo ejercicio porque el año fiscal se cierra en febrero y será a partir de marzo de 2017 cuando se conocerá una cifra estimada.

Pero en el grupo reconocen que hay margen de crecimiento, tanto en municipios con alta densidad de población como en grandes núcleos urbanos.

De momento, Lidl tiene previstas en 2016 unas 40 aperturas de nuevas tiendas por toda España en las distintas modalidades: aperturas netas, sustituciones de unas tiendas por otras ubicadas en emplazamientos cercanos o sustituciones de establecimientos situados en la misma ubicación.

Estas dos últimas fórmulas tienen como objetivo sustituir establecimientos ya existentes por otros inmuebles que permitan incorporar la totalidad oferta actual, compuesta por unas 1.800 referencias fijas. El grupo prevé también cerrar este ejercicio con 800 nuevos empleados.

Desterrar la idea de precios bajos por mala calidad

Además, según fuentes del sector de la distribución consultadas por El Confidencial Digital, Lidl se está volcando para desterrar la idea de que sus supermercados solo ganan dinero porque venden barato en tiempos de crisis y que todo lo que ofrecen es importado de Alemania.

La cadena ha experimentado una importante evolución en los últimos años. Una transformación que ha conducido a adaptar la oferta tradicional al consumidor español, apostando por el surtido nacional, ofreciendo cada vez una mejor experiencia de compra a los clientes, y aplicando un precio barato con productos de mayor calidad.

En la compañía destacan los esfuerzos para lograr la confianza del público español, tratando de demostrar que ser los más baratos no está reñido con la máxima calidad. El número de consumidores que realizaron la compra en los establecimientos de Lidl en 2015 se incrementó en un 8%, rebasando los 3,5 millones de clientes semanales.

Así se esta desplegando la ‘españolización’  de Lidl

En esta apuesta por el producto español se enmarca, entre otras medidas, la decisión de Lidl España de renunciar al mercado lácteo internacional y comprar toda la leche líquida de su marca propia (Milbona) exclusivamente a ganaderos españoles.

Uno de los pilares de la estrategia de Lidl es su política de compras agregadas, mediante la cual aglutina la demanda de varios países, adquiriendo un determinado producto en aquel mercado que ofrece la mejor relación calidad-precio, para posteriormente comercializarlo en sus tiendas de Europa.

En este sentido, la compañía alemana ha encontrado en España una potente industria agroalimentaria que proporciona una excelente calidad al mejor precio. Por este motivo, el pasado año adquirió ya 3.000 millones de euros de producto nacional, la mitad del cual fue comercializado en las más de 10.000 tiendas de toda Europa. En la actualidad, más del 70% del surtido tiene origen español, el doble que en 2008.

Otro ejemplo de ello son también las frutas y las verduras. Actualmente, Lidl es cliente número uno de la huerta española, puesto que adquiere más de 1,2 millones de toneladas de producto hortofrutícola en España, cantidad que representa el 6% de la producción total. Y de ese volumen, el 80% se comercializa en las tiendas de Europa.

·Publicidad·
·Publicidad·