Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ana Patricia Botín complace al Gobierno en las Cámaras, favorece el juicio de su padre y allana su ascenso al Santander

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La hija de Emilio Botín y presidenta de Banesto, Ana Patricia, consumó la semana pasada uno de sus últimos pasos hacia la dirección del Grupo Santander. Si su padre, con un proceso judicial en curso, había contentado previamente a Zapatero, Barroso y Solbes, Ana Patricia acaba de hacer otro tanto con Montilla y se asegura un “ascenso tranquilo” que algunos dan por inminente, también dentro de Banesto.

La hija de Emilio Botín y presidenta de Banesto, Ana Patricia, consumó la semana pasada uno de sus últimos pasos hacia la dirección del Grupo Santander. Si su padre, con un proceso judicial en curso, había contentado previamente a Zapatero, Barroso y Solbes, Ana Patricia acaba de hacer otro tanto con Montilla y se asegura un “ascenso tranquilo” que algunos dan por inminente, también dentro de Banesto. En ámbitos financieros se habla de un rápido desenlace. En primer lugar, nadie duda ya del previsible archivo del “caso de las indemnizaciones”, el juicio que ha sentado en el banquillo a Emilio Botín, a José María Amusátegui, ex presidente del Santander Central Hispano (SCH), y al ex consejero delegado Angel Corcóstegui para determinar si éstos recibieron millonarias indemnizaciones con el único objeto de “dejar el campo libre a Botín” en el BSCH. El Gobierno quiere disminuir en breve plazo el “ruido mediático” para recuperar la estabilidad financiera del sector, puesta en entredicho tras los casos BBVA-Sacyr y Aldeasa. Por lo tanto, muy pocos dudan de una pronta resolución del “caso Botín”, un desenlace preparado desde hace meses con mucho tiento. Primero, Botín se ganó la simpatía del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro Económico, Pedro Solbes, declarando públicamente el acierto del Gobierno al diseñar la política económica futura. Unos meses después, salió en ayuda del propio Presidente y su secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Barroso, al apoyar decididamente —y con 300.000 euros- la Constitución Europea. El último movimiento, como decimos, se consumó esta misma semana con la dimisión de Ana Patricia Botín como vocal del pleno de las Cámaras de Comercio. Esta renuncia de Ana Patricia facilita el acceso a la presidencia del organismo del ex ministro socialista Javier Gómez Navarro que, al no formar parte del pleno y no disponer de vacantes, no podía resultar elegido como deseaba expresamente el ministro de Industria, José Montilla. Una vez solventado el proceso judicial, todo parece preparado para que Emilio Botín deje su puesto a su hija que se convertirá así en la mujer destinada a colocar al Santander Central Hispano entre los siete primeros bancos del mundo.