Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Rebelión en tierra de los empleados de British Airways ante su posible “traspaso” a Iberia si cuaja su oferta de compra junto al fondo TPG

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Calma tensa. Así se describe desde dentro el temporal que viven estos días los 91 empleados de tierra de la compañía aérea British Airways tras la intención de la compañía de lanzar, junto al fondo de capital de riesgo TPG, una oferta por Iberia. La compra podría conllevar el despido de algunos de los trabajadores si no aceptan las condiciones de su “traspaso” a Iberia.

Según datos recogidos por El Confidencial Digital, este lunes ha llegado al despacho de los servicios jurídicos de British Airways un burofax enviado a la compañía británica por su personal de tierra con el objeto de abrir una vía de diálogo y aclarar las condiciones de su posible traspaso a Iberia a partir del próximo 1 de julio.

Este documento es la respuesta de los trabajadores a un ultimátum de British dirigido a los 91 empleados que conforman el personal de tierra en los aeropuertos de Madrid y Barcelona para que, en el plazo de 15 días –ya sólo queda una semana-, elijan si quieren depender de Iberia o, en su caso, acogerse a un despido negociado.

La posible operación de compra de Iberia, junto al consorcio formado por Texas Pacific Group (TPG), saltó a la opinión pública casi al mismo tiempo que los empleados se enteraban de una situación que afecta directamente a su futuro laboral. Los trabajadores consideran que la compañía británica pretendía “traspasar” a su personal de tierra en Madrid y Barcelona a Iberia sin negociar las condiciones laborales.

Según las fuentes oficiosas consultadas por ECD, British baraja la opción de invitarles a abandonar la empresa con una indemnización de 21 días de salario por año trabajado. Esto supondría que una persona que lleva 20 años trabajando en la empresa le quedaría una indemnización de 18.000 euros. Si optan por incorporarse a Iberia, lo harían con una categoría profesional más baja y la consiguientepérdida de derechos adquiridos. Por ejemplo, aunque la ley obliga a Iberia a mantener el sueldo, como los de British son más elevados, quedarán congelados hasta tiempo indefinido.

British Airways ha negado su intención de traspasar a sus trabajadores. Según la compañía aérea lo que pretende la empresa es externalizar sus servicios a los pasajeros en tierra y así ahorrar en costes. En cualquier caso, esta operación se desvincula –explican- de la oferta de compra de Iberia.

Lo cierto es que si no hay acuerdo o acercamiento, la situación podría complicarse.