Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los grandes bancos amenazan con abandonar la patronal del seguro y constituir su propia red si el Gobierno les margina

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El “coto a la banca”, lanzado por las grandes aseguradoras del sector en la negociación del anteproyecto de Ley de Mediación del Seguro, ha provocado la inmediata reacción de las entidades financieras. Según ha sabido ECD, en una reunión celebrada en la AEB hace sólo unos días, los bancos y las cajas lanzaron el órdago de una salida de Unespa si no ven defendidos sus intereses.

El “coto a la banca”, lanzado por las grandes aseguradoras del sector en la negociación del anteproyecto de Ley de Mediación del Seguro, ha provocado la inmediata reacción de las entidades financieras. Según ha sabido ECD, en una reunión celebrada en la AEB hace sólo unos días, los bancos y las cajas lanzaron el órdago de una salida de Unespa si no ven defendidos sus intereses.

 

El cisma que vive la patronal de seguros presidida por Pilar González de Frutos atraviesa por uno de sus momentos más críticos. El enfrentamiento entre el sector asegurador y las grandes entidades financieras de este país con motivo de la Ley de Mediación del Seguro amenaza con provocar una ruptura irreparable.

 

Las grandes aseguradoras (Mapfre, Pelayo, Caso…) quieren aprovechar el decreto legislativo que prepara la División General del Seguro para limitar la concesión de seguros a aquellas instituciones que dispongan de un certificado válido de intermediación. En este sentido, las aseguradoras están dando la batalla para que los bancos limiten su actividad a través de Bancaseguros, la red comercial de estas entidades en el sector.

 

En este sentido, las compañías de seguros están realizando una enorme presión para sacar del mercado a esos agentes que actúan en estos momentos de intermediarios, como es el caso de los agentes de la propiedad industrial, los fabricantes de coches o las inmobiliarias.

 

La polémica radica en que todos ellos terminan también remitiendo, en último caso, a una entidad bancaria. Bancos y cajas verían así disminuido su negocio de manera importante, de ahí el órdago lanzado en la AEB. De este modo, una de las patronales más antiguas de la CEOE vive así un grave riesgo de cisma.

 

Esta es la situación que debe manejar ahora la Unespa y el Secretario de Estado de Economía, David Vegara, que está escuchando a todos los implicados en esa ley que pretende regularizar, de una vez por todas, el sector asegurador en España.