Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Así se prepara el pollo filipino: 15 minutos y 0% en grasa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En esta época del año todos buscamos lo mismo: adelgazar. Nos encontramos en plena operación bikini y el objetivo es encontrarnos perfectos para el verano. Sin embargo, siempre tenemos la misma excusa: no disponemos del tiempo suficiente como para realizar platos saludables.

Pollo filipino. Pollo filipino.

Otro de los problemas con los que solemos encontrarnos es que relacionamos la dieta con recetas insípidas y monótonas, por lo que nos cansamos antes de ellas.

Todos estos factores: el tiempo, la monotonía y lo costoso que nos resulta hacer dieta, nos llevan a abandonarla antes de tiempo.

Sin embargo, esto no tiene porque ser así. La única manera de evitar la monotonía es buscar distintas recetas e innovar en nuestra cocina. Para ello, desde La Buena Vida te recomendamos las búsquedas por Internet: siempre encontrarás algo interesante, que no conocías y que puede servirte a la hora de alcanzar tus objetivos.

No obstante, debemos tener en cuenta que no todas nos servirán a día de hoy, una época en la que cada vez tenemos menos tiempo debido a nuestra rutina,buscamos platos que sean de cocción rápida y sencillos de preparar.

En este punto, vemos como todos los problemas que nos hemos encontrado hasta ahora entran en conflicto, de tal manera que si conseguimos solucionar uno, nos encontramos con el siguiente.

Sin embargo, esto no siempre es así, y en La Buena Vida, te proponemos una receta de pollo asado sabroso, de rápida elaboración y 0% en grasas.

Pollo filipino, la receta indispensable en tu dieta

Como ya hemos dicho, las recetas y platos que incluyamos en nuestra dieta no tienen porque ser insípidos sino que podemos innovar y darle un toque distinto a nuestras recetas. Siempre tendemos a pesar que todo aquello que tenga sabor, engorda. Pues bien, no es así y por ello, hoy te proponemos una receta muy sabrosa y cuyo contenido en grasas es 0%.

Aquí te dejamos la manera de elaborarlo:

Para su preparación, necesitarás el zumo de dos naranjas, el jugo de un limón, una taza de salsa de soja, cuatro perlas de pimienta negra trituradas, una cebolla pequeña cortada, un diente de ajo picado y un pollo entero cortado de la manera que más nos guste: en piezas pequeñas o grandes. También podemos optar por la opción de cocinar sólo muslos equivalentes al peso de un pollo, de manera que será más sencillo a la hora de comprar y cocinar.

Como decíamos es una receta sencilla, por lo que en dos pasos estará preparada y lista para servir. Lo primero que tienes que hacer es colocar el pollo dentro de la olla a presión bañándolo con el zumo de naranja y el jugo de limón. Después, deberemos añadir la pimienta triturada, la cebolla y el ajo. Por último añadir la salsa de soja. En la misma olla, colocamos la tapa y cocemos a presión por 15 minutos. Y... ya está listo nuestro plato. Además, cuenta con la ventaja de, al tratarse de una receta que se prepara en olla exprés, no es necesario que estemos pendientes de su cocción o de si se quema, puesto que estará controlado en todo momento.

Como vemos, ya cumplimos uno de nuestros objetivos: ahorrar tiempo a la hora de cocinar nuestros platos. Respecto al sabor, vemos como se mezclan sabores muy intensos como la salsa de soja y el zumo de limón. Sin embargo, ambos se contrarrestan y notaremos una textura sabrosa y diferente a lo que hemos probado hasta ahora. Por tanto, dos problemas resueltos: el tiempo y el sabor.

Sin embargo, en este punto nos preguntamos... ¿Pero adelgaza? Pues bien, sólo podremos lograr el 0% grasas si quitamos la piel al pollo a la hora de comerlo, ya que es el único elemento de la receta que contiene grasa. Por tanto, es perfecto para nuestra dieta puesto que no engordará.

Respecto al acompañamiento del plato, tenemos dos opciones: tomarlo como plato único, en cuyo caso la ración deberá ser más abundante pero sin pasarnos de la raya o acompañarlo con legumbres, pastas o verduras. El mejor acompañamiento suele ser el arroz cocido, cuyo contenido graso es también escaso y le añadiremos sabor con la salsa del pollo. Piensa en incluir este plato en tu recetario de dieta. ¡Son todo ventajas!

También te puede interesar...

Cuídate

Llega Puleva Fibra, la leche baja en grasa que aporta en un solo vaso el 50% de fibra diaria recomendada Leer

Motor

Gasolina o diésel. Esa no es la cuestión Leer

Negocio

Art Marketing publica su Balance del Bien Común Leer

Cuídate

You by Skechers nace para combinar lifestyle y wellness en tus pies Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·