Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Los ‘dolores de cabeza’ de Antena 3 TV con el casting de ‘Unan1mous’ y la concursante que no quiso encerrarse y se marchó dando un portazo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No todo está saliendo a pedir de boca en la preparación del reality que prepara Antena 3 TV para la nueva temporada. Además del trágico accidente del iluminador de Globomedia, que se cayó mientras se prepara la grabación y que se encuentra en muerte cerebral, hay que contar con los avatares derivados del casting de concursantes: las duras condiciones del formato han provocado algunas huidas.

En la cadena del Grupo Planeta se habla de un desgraciado accidente, culpa de la mala suerte, y de un hecho que ha sido gestionado con diligencia y atención. El pasado día 10, un técnico de iluminación de 25 años se precipitó desde una altura de 2,90 metros, cuando trabajaba para la productora Globomedia en un plató alquilado por Antena 3 TV en la calle Lanzarote número 6, en madrileña localidad de San Sebastián de los Reyes.

Se trata del escenario que se utilizó para grabar la serie de Ana Obregón. Según ha sabido El Confidencial Digital, el recinto dispone de todas las medidas de seguridad requeridas pero el trabajador tuvo la desgracia de golpearse la cabeza en la caída. Una ambulancia del Summa, que se presentó a instancias de la cadena, llegó a los pocos minutos del accidente. El chico se encuentra en coma y, diariamente, personal de Antena 3 y Globomedia están en contacto con familiares y médicos.

El fatal suceso provocó un retraso en el comienzo del rodaje. Pero no sólo. A esto hay que sumar otros contratiempos derivados del complejo casting que requiere el novedoso formato de telerrealidad que prepara Carlotti. A las pruebas de selección se presentaron miles de personas. De ahí, la cadena escogió a un centenar. Sucesivos “cortes” redujeron ese número primero a 50, después a 18 y, finalmente, a nueve.

Según datos recogidos por ECD, cuando ya estaban seleccionadas las nueve personas definitivas, una concursante decidió dar marcha atrás. Fuentes cercanas al programa explican que su renuncia se produjo “tras conocer las condiciones –durísimas- a las que debía someterse”: un encierro de unas tres semanas en un búnker, sin luz del día, sin saber la hora…

La ‘espantada’ supuso un quebranto añadido para la productora del Grupo Árbol que debió relevar de inmediato a la elegida. Y dota de más misterio el estreno de este ‘costoso’ formato.