Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Iñaki Gabilondo califica a la COPE y a El Mundo de medios “deplorables” por sus informaciones sobre el 11-M

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El periodista de Cuatro, Iñaki Gabilondo, ha arremetido duramente contra dos medios a los que ha acusado de alentar una estrategia desestabilizadora. Para el ex director de ‘Hoy por hoy’, tanto El Mundo como la COPE están haciendo mucho daño a la sociedad española.

Gabilondo prefiere no hablar de ‘teoría de la conspiración’, sino de una estrategia desestabilizadora contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desde las páginas del diario El Mundo y desde la emisora de la Conferencia Episcopal. Tratan, ha dicho el periodista vasco, “de convencer a millones de españoles que ha habido un crimen porque ha habido un Gobierno que no ha querido que se investigue”. Y eso hace “mucho daño”, según él.

Iñaki ha criticado los trabajos periodísticos “deplorables” de El Mundo y la COPE y ha señalado que acepta “con resignación” compartir profesión con los periodistas de ambos medios de comunicación. Ahora, ha añadido, “se llama periodismo a cualquier cosa”.

El presentador de Noticias Cuatro, que ha intervenido en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, ha explicado además tanto el diario de Pedro J. Ramírez como la emisora presidida por Alfonso Coronel de Palma continúan realizando un “trabajo socialmente muy negativo y peligroso” con sus afirmaciones diarias. Gabilondo ha aludido en este sentido a frases como “ETA tiene a Zapatero cogida por los vagones” o “España se ha roto porque había un plan”.

Asimismo, Iñaki Gabilondo se pregunta dónde se encuentran en este momento algunos dirigentes del Partido Popular que han pronunciado discursos netamente ofensivos sobre el 11-M: “¿dónde está Pujalte?”, se ha preguntado. Para el ex periodista de la Cadena SER no todo puede decirse gratis.