Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Jesús Polanco da orden a El País, la SER y Cuatro de abandonar el ‘caso Sebastián-Gallardón’ y provoca el enfado de sus periodistas: “con Aznar no habríamos parado”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los directivos del Grupo Prisa acaban de provocar un serio altercado en las redacciones de sus tres medios informativos de referencia. La consigna ha sido la siguiente: “hay que dejar en paz al alcalde de Madrid” en su enfrentamiento con Miguel Sebastián. La orden ha sentado muy mal a los periodistas, que no la comparten.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital en la propia compañía, Jesús Polanco, Juan Luis Cebrián y Daniel Gavela han sido los encargados de marcar personalmente la línea editorial del Grupo Prisa sobre este tema, en encuentros con los cargos intermedios de la compañía. El mandato ha sido explícito: “haya o no haya algo de relevancia” sobre el ‘caso Sebastián-Gallardón’, “hay que dejar en paz al alcalde de Madrid”.

Y las reacciones no se han hecho esperar. En la redacción del diario El País se ha creado estos días un enorme malestar por la actitud del periódico respecto a la pregunta de Miguel Sebastián a Alberto Ruiz Gallardón y los datos que ha facilitado el PSOE sobre un presunto trato de favor urbanístico en el ayuntamiento para beneficiar a una procesada de la operación Malaya.

Muchos redactores han criticado la extraña coincidencia con El Mundo de Pedro J. Ramírez en el tratamiento de este tema. Además, los trabajadores del diario declaran su impotencia ante los cientos de e-mails y cartas de sus lectores protestando por la línea informativa de El País y el editorial publicado sobre este asunto. Muy pocos entienden que no haya primado el criterio periodístico que debe regir en un medio de prestigio. 

ECD ha sabido, además, que en la Cadena SER sucede algo similar: varios redactores y responsables de la redacción no han recibido bien las “indicaciones llegadas desde arriba” para impedir que se trate el tema como en otras ocasiones. “Si hubiese sido Aznar no habríamos parado”, se le ha escuchado decir en privado a algún periodista en la redacción de la emisora de la Gran Vía madrileña. Pero las instrucciones han sido muy claras: minimizar al máximo en los boletines e informativos las acusaciones contra Gallardón.

En la redacción informativa de Cuatro confirman también que ha existido una llamada al orden en la línea apuntada más arriba realizada por el director general, Daniel Gavela. Éste ha pedido la máxima distancia respecto a las denuncias del PSOE y de su candidato Miguel Sebastián, tras una conversación telefónica con el entorno político más próximo a Gallardón.

·Publicidad·
·Publicidad·