Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El País decidió publicar las fotos de Montserrat Corulla porque creyó que Pedro J. se le iba a adelantar: también tiene imágenes de Gallardón que decidió no incluir

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay quien no se explica por qué el diario El País incluyó en su edición de hace dos domingos una fotografía reciente de Montserrat Corulla en Madrid. ¿No había orden de dejar en paz a Gallardón? ¿El diario no tenía un dossier y dos informes sobre el alcalde que ha decidido no publicar? La explicación es sencilla: pensaron que Pedro J. Ramírez se les iba a adelantar. Y eso no estaban dispuestos a tolerarlo.

Efectivamente, como ya se adelantó en estas páginas hace unas semanas, Jesús Polanco dio orden meses atrás a los medios del Grupo Prisa para que abandonaran el ‘caso Sebastián-Gallardón’, provocando el enfado de sus periodistas –conozca aquí los detalles.

También se contó cómo el diario El País guarda desde hace un año un dossier ‘Gallardón-Corulla’, filtrado por el PSOE e investigado por dos periodistas hasta encontrar “cosas que no cuadraban” –véalo aquí. La decisión de no dar salida a ese material, especialmente durante la campaña electoral, ha sido una exigencia que todavía no ha sido digerida en la sede nacional de los socialistas, en la calle Ferraz.

Pese a todo, el domingo día 17, El País publicó un extenso reportaje sobre Montserrat Corulla, con llamada en portada, y donde se incluía una fotografía de la esquiva testaferro de Juan Antonio Roca, el principal imputado en la ‘Operación Malaya’. Según los datos recabados por El Confidencial Digital en fuentes internas al periódico, los hechos sucedieron de la siguiente manera.

El viernes 15 de junio, los periodistas del diario que dirige Javier Moreno recibieron la llamada de un informante: la abogada que trabajaba para Roca estaba comiendo en una ‘trattoria’ de Madrid. Los responsables que estaban de guardia no lo dudaron un instante y decidieron enviar hasta dos fotógrafos a la zona, que se apostaron en las inmediaciones del recinto. Y lograron lo que se proponían.

Horas después, comenzó un intenso debate en la redacción a cuenta de la famosa orden –llegada meses atrás desde lo alto- de abandonar la ‘pista Corulla’. El malestar entre los profesionales del diario por esta manera de proceder es enorme y, según testigos presenciales, se han llegado a vivir en el periodico escenas de una cierta tensión. Por si todo esto fuera poco, algo entrada la noche de aquel viernes, la edición digital de El Mundo lanzaba la exclusiva: “Ruiz-Gallardón y Montserrat Corulla almuerzan en el mismo restaurante”. Un texto plano y descriptivo. Y ninguna fotografía.

Y entonces se produjo el hecho que dio un vuelco a todo, en forma chivatazo: “Pedro J. también tiene las fotos y quiere meterlas mañana sábado”. Con la llegada de la revelación, el clima se hizo irrespirable en la redacción: “no vamos a tolerar que El Mundo vaya más allá de nosotros, ¿no?”. Los directivos se quedaron sin argumentos y decidieron dar su visto bueno al reportaje, con dos fotos de Montserrat Corulla, para el sábado.

Cuál no sería la sorpresa de todos los implicados al comprobar, al día siguiente, que El Mundo no incluía ninguna reseña del almuerzo y, mucho menos, ninguna fotografía de la Corulla. “Hemos quedado como tontos”, dijo un importante redactor de la calle Miguel Yuste, sobre todo cuando el domingo se publicó además (se pensaba en una alusión de Pedro J. ese día) un reportaje genérico sobre el personaje.

Según los datos que maneja ECD, El País tiene más fotos sobre la escena de aquel viernes de ‘trattoria’, también de Gallardón, que no tiene intención de publicar.