Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Las televisiones se enfadan con Moncloa por la ineficacia de su servicio de prensa en Turquía: el héroe de los enviados especiales fue un técnico de RNE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La avanzadilla que desplazó Moncloa a Turquía solucionó tarde los problemas de la prensa, desastres que se fueron sucediendo uno tras otro. La televisión oficial turca pretendía cobrar a las españolas por las imágenes de la rueda de prensa final que dieron Zapatero, Annan y Erdogan. Pero hubo más.

Suele ser habitual en todas las cumbres gubernamentales que Presidencia del Gobierno desplace al país donde se va a celebrar lo que se conoce como “avanzadilla”, un nutrido grupo de personas de diversos departamentos de Moncloa que van a intervenir en el desarrollo del evento.   Así ocurre con el personal de protocolo, comunicaciones y prensa. Ellos deben de ser los encargados de que todo esté dispuesto de la mejor manera antes de la llegada del Presidente del Gobierno, autoridades y medios de comunicación.   En la reciente cumbre celebrada en Turquía, en la que Rodríguez Zapatero presentó el informe final del proyecto de la Alianza de Civilizaciones, los más perjudicados por ese trabajo de los miembros del equipo de prensa fueron las televisiones.   El lunes tenía lugar un desayuno de Zapatero con el primer ministro Tayyip Erdogan y un nutrido grupo de empresarios, entre ellos responsables de Mango, Iberdrola, Indra y Hoteles Barceló.   Las televisiones habían solicitado con tiempo suficiente un distribuidor de imágenes que, sin embargo, el día en cuestión no estaba preparado. Personal de Moncloa y periodistas se dedicaron durante un buen rato a recorrer, a toda prisa, las instalaciones del hotel en busca del sitio exacto del acto y del socorrido distribuidor. Finalmente apareció.   De la misma manera, el técnico de sonido de RNE, que vuela en el avión del Presidente del Gobierno, facilitó ese día, al resto de medios, el acceso al sonido de los discursos de los intervinientes, puesto que los responsables turcos no habían preparado nada al respecto.   Pero lo que más indignó a los medios audiovisuales fue la pretensión de la televisión turca de cobrar las imágenes de la rueda de prensa final que ofrecieron Tayyip Erdogan, Kofi Annan y José Luis Rodríguez Zapatero. Una convocatoria que no estaba prevista, pero que se celebró por la insistencia del primer ministro turco.   El servicio de Moncloa fue requerido entonces por las televisiones para que solucionara el problema puesto que se había vetado el acceso a la sala a las cámaras españolas. Convencer a los turcos resultó difícil aunque también al final se consiguió, no sin antes producirse algún gesto de desentendimiento de Presidencia del Gobierno. Otro detalle de esta cumbre lo aportaron los miembros de la delegación española, que carecían de una acreditación oficial que les identificara como tal.