Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A la fiscalía de la Audiencia Nacional por evitar que un asesino de ETA trabaje en el edificio de la mujer de su víctima

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado el embargo de las cuentas bancarias y del negocio del etarra Cándido Aspiazu, quien en 1980 asesinó al ex concejal de UCD Ramón Baglietto, y ahora pretendía abrir un comercio bajo la casa de la esposa de la víctima.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado el embargo de las cuentas bancarias y del negocio del etarra Cándido Aspiazu, quien en 1980 asesinó al ex concejal de UCD Ramón Baglietto, y ahora pretendía abrir un comercio bajo la casa de la esposa de la víctima. El etarra Cándido Aspiazu asesinó en 1980 al militante de UCD Baglietto, pese a que éste le había salvado la vida siendo un bebé, cuando iba a ser atropellado por un camión mientras estaba en brazos de su madre. En su día fue declarado insolvente y no abonó a Pilar Elías, esposa de la víctima, los más de 12,6 millones de pesetas que le imponía la sentencia que le condenó a 49 años de prisión. Pese a ello, en marzo de 2003, el etarra adquirió un local comercial en el bajo del edificio en que reside Elías, actual edil del PP, que debía soportar ver al asesino de su esposo cada vez que salía y entraba de su casa. Ahora la Fiscalía de la Audiencia inicia el camino para frenar tamaña desvergüenza ante las leyes. Guinda a medidas tan acertadas.

·Publicidad·
·Publicidad·