Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Cristina Narbona, por querer hacer pagar a los españoles la falta de lluvias y la escasa previsión del Gobierno con la sequía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Parece que el Gobierno nos quiere devolver a los peores momentos de la Guerra Civil, a esa parte de la historia de España que tanto les gusta sacar para criticar a la derecha. ¿Volveremos a las cartillas de racionamiento para el consumo de agua? Eso es lo parece querer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, bien jaleada por los grupos ecologistas. Ya se han hecho recomendaciones para reducir el consumo de agua, medidas bien cercanas al sentido común que no hacen daño y que nos hacen caer en la cuenta de que el líquido elemento es escaso. Ha llovido estos días, pero no lo suficiente. Quizá habría que haber aprovechado para rellenar recipientes y poder ducharnos a diario porque, con lo que pretende la ministra, más de uno en una familia numerosa no llega al baño para asearse. Los 60 litros seguro que se los acaban de antemano los que cojan la delantera. Ni ducha, ni más de una lavadora al día, platos de plástico y ojo con tirar de la cisterna más de la cuenta. Y al que se pase, el agua le saldrá más cara. Una guindilla para la ministra porque el ciudadano no tiene la culpa de los caprichos de la naturaleza y de la falta de una política adecuada en esta materia.

·Publicidad·
·Publicidad·