Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A la doctora del Virgen del Val que diagnosticó unos gases a una paciente que estaba embarazada: clama al cielo la ‘España cañí’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son de esos casos que uno no puede creer hasta que la evidencia lo deja sin respuesta. Griselda del Tránsito fue a su médica de cabecera con unas molestias. La doctora le dijo que tenía gases, un diagnóstico que no modificó en ninguna de las otras visitas que le hizo la paciente. Meses después, esa paciente dio a luz a Pamela Andrea, un hermoso bebé, nada gaseoso. La facultativa no tuvo a bien realizarle ningún test del embarazo porque también estaba convencida de que sufría una menopausia precoz mientras la mujer seguía teniendo la menstruación. ¿Qué preparación tiene esa doctora y el elenco de médicos que atendieron a Griselda del Tránsito? ¿En qué manos estamos? Si el hecho parece salido del teatro del absurdo, el culmen es la respuesta de la facultativa cuando conoció a la niña: “ya nació, pues ahora a criarla”. Alguien podría pensar que estamos en un país del Tercer Mundo y no en la España del siglo XXI. Con médicos así para qué quiere esta sociedad otros profesionales. Hoy la guindilla se nos queda corta por tanta chapuza, falta de profesionalidad y tacto.