Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Honor a nuestros soldados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los últimos dos caídos es la guerra de Afganistán contra la hidra terrorista internacional, Germán Pérez y Stanley Mera, tienen de gobernantes y la sociedad entera nuestras sinceras condolencias. Adicionalmente el ministro Alonso indica que estaban en una misión de reconstrucción y contra el terrorismo, el presidente Zapatero que en misión de "paz y de convivencia".

Los últimos dos caídos es la guerra de Afganistán contra la hidra terrorista internacional, Germán Pérez y Stanley Mera, tienen de gobernantes y la sociedad entera nuestras sinceras condolencias. Adicionalmente el ministro Alonso indica que estaban en una misión de reconstrucción y contra el terrorismo, el presidente Zapatero que en misión de "paz y de convivencia". Esto hace recordar al terrorismo etarra que en aplicación estricta de sus palabras no han requerido jamás la intervención del ejercito y los militares en sus zonas naturales de actuación. Idénticamente me viene a la memoria antaño, la ocultación de la víctimas etarras en sus entierros, comparable al silencio y escasa publicidad del ejecutivo para honrar a los caídos en guerra fuera de nuestras fronteras. Honores de tapadillo no son honores, ni recibir ataúdes en aviones por la noche. La sangre vertida por nuestros soldados debe magnificarse por su heroica entrega, porque no todos son débiles ante esta guerra del terror, que las actitudes políticas hacen que los españoles seamos el eslabón débil de la cadena de los aliados: véase el 11-M y los caídos en Líbano.

Honrar a nuestros militares con Sus Majestades exige la presencia del Gobierno en pleno y su presidente Zapatero a la cabeza en los funerales. Acompañar a los féretros por la Castellana en Madrid o La Palmera en Sevilla (por Germán) con las unidades de gala, incluida la Guardia Real es en puridad rendirles honores. Permitir la masiva asistencia de público a los funerales y procurar una retransmisión televisiva especial de gran duración en todas las cadenas es empezar a honrarlos. Es lo mínimo que se merecen los que han dado la vida por España, y sus valores constitucionales democráticos.

·Publicidad·
·Publicidad·