Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Iñaki, el masajista de Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como cambia el cuento. Iñaki Gabilondo era todo delicadeza, no interrumpía al presidente del Gobierno en la entrevista que le hizo en la cadena Cuatro. Gabilondo no sólo no le interrumpía (como hizo una y otra vez con Rajoy), sino que le dejaba hacer a Zapatero lo que más le gusta, alargarse hasta producir ese sueño artificial al que nos tiene acostumbrados el inquilino alegre monclovita. En vez de contestar a las preguntas, las "contentaba"

Mas que una entrevista aquello se asemejaba más a un mitin. Ah, ¿y qué me dicen de las fotos "subliminares" que aparecían en pantalla? Un ejemplo, cuando el vetusto periodista preguntó sobre el cansancio de Pedro Solbes, Zapatero contestó que "no, ni mucho menos" mientras una imagen de lo más sonriente y vivaracha del ministro de Economía adornaba la escena.

¡Qué diferencia de talante si lo comparamos con el interrogatorio agresivo que perpetró contra Rajoy cuatro días antes! Gabilondo dejó que Zapatero se explayara explicando sus argumentos sin dardos envenenados.

Pudo pasar el periodista de Cuatro por periodista (o masajista) , no como un contertulio furibundo, como hizo con el líder de la oposición. En fin, el "amor" Gabilondo con ZP tiene Cuatro letras porque hay que ser agradecido con el que le da la "licencia".

·Publicidad·
·Publicidad·