Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Referéndum democrático frente al despotismo progre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Que Rodríguez Zapatero, Carod, Mas, Rubalcaba o Blanco no decidan por ti, yo ya voté para pedir el referéndum catalán. Todos y cada uno de los españoles somos ciudadanos, no lacayos. Y seis Constituciones han declarados reconocido que España es una nación, aunque tampoco era necesario, pues llevamos muchos siglos compartiendo hechos, vivencias amenazas históricos. Me da miedo los fanáticos sean de donde sean. Ahora ya algunos de esos fanáticos, tal vez por que se sienten esbirros del poder, repiten las consignas de sus jefes de filas de que el pedir firmas para un referéndum catalán es "ilegal". Además esos fanáticos militantes izquierdistas repiten los insultos de los izquierdistas contra los que no comulgamos con sus ideologías nacional-socialistas. A una militante del PP de Madrid la ha agredido un fanático pontificando que el referéndum catalán es "ilegal". Por lo visto, cuando el socialista andaluz Chávez utilizó a la Junta de Andalucía para convocar un referéndum a favor del Polisario en el año 2000 sí era legal. O cuando Felipe González recogió 600.000 firmas para el referéndum de la OTAN -no se si para salirse de la OTAN en 1981, con aquello OTAN, de “entrada no"- sí era legal. Es decir que para muchos del PSOE y demás nacional socialistas, si ellos promueven algo sí es legal, si lo hacen los adversarios es ilegal. Ya me recuerda eso, que también promueven muchos antidemócratas de que "si ellos ganan, es democrático, si pierden, es antidemocrático". Pues miren ustedes, yo ya firmé para que celebre el referéndum catalán. En realidad voté para que la democracia española sea de luz y taquígrafos. Firmen contra el despotismo ilustrado de todos los tiempos, ese de "todo para el pueblo, pero sin el pueblo". Y ruego también al agresor de la militante del PP que firme para que haya referéndum, para que todos podamos decidir sobre los temas importantes de los españoles. Animo a firmar a todos, que los asuntos, a favor o en contra, no los decidan en una noche los Zapatero o los Mas de turno, a escondidas de los españoles, del Parlamento, y despreciando el consenso con el principal partido de la oposición, ese al que tratan de aislar los extremistas nacional socialistas y los Rodríguez, Blanco, Rubalcaba y demás extremistas del PSOE. Insto a los ciudadanos a que participen en las decisiones que nos afectan a todos, que somos ciudadanos de primera, no de segunda, o esbirros o lacayos o siervos del poder y de intereses ocultos. Menos paternalismos del presidente Rodríguez ya sean de tipo masónico, laicista, nacionalsocialista o “nacionalcatólico” (Bono llevando el palio de Franco en Toledo).