Domingo 25/09/2016. Actualizado 13:49h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La libertad de expresión se contradice

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Señor director:

 

Me dan miedo los que amenazan la libertad de expresión de alguien. Eso he visto que ha hecho algún ministro y ministra del cupo de paridad de ZP. El entorno de ZP, incluído sus "manos largas" del homosexualismo como Pedro Zerolo (PZ) y otros, son amenazas a la libertad de expresión. Los ZP y PZ parece que tienen miedo a que se debata, se piense diferente a sus consignas homosexualistas. ¿Por qué la prensa no lo denuncia?

 

Ahora quieren impedir que hablen los obispos porque les molestan. La Iglesia no es nada homófoba, pues acoge a los homosexuales como a cualquier otro fiel. Su doctrina es como las lentejas: la tomas o la dejas. Otra cosa es que los homosexuales que se sitúan fuera de la Iglesia y a la que además quiere imponer un cambio de sus milenarias doctrinas.

 

La libertad de expresión nos ha costado mucho y no vamos a renunciar a ella, ni ante los grupos de presión homosexuales ni ante los intolerantes ministros y ministras ZP, ni del PP.

 

Ahora el homosexualismo radical se ha inventado para demonizar al discrepante a su ideología el término "homófono" como ya hicieran los estalinistas y demás comunistas con el término "fascista". Así una organización homosexual extremista ha denunciado a un obispo por "homófobo". La Iglesia recomienda para los homosexuales y solteros la abstinencia sexual, pues para la doctrina católica las relaciones sexuales solo son válidas dentro del matrimonio y estar abiertas a la vida.

 

Si todos los que presumen de ser pecadores empiezan a denunciar a la Iglesia para imponerle un cambio de moral y de doctrina arreglados estamos. Los que incurren en adulterio acusarán a la Iglesia de "adulterofobo" por ser sentirse agredidos. Los ladrones por "ladrón-fobo". Los violadores por  "violador-fobo". Y así surgen muchos más términos anteponiendo a la palabra "fobo" o "fobia"  para designar enfermedades.

0 comentarios

0 comentarios

El Videoblog de Jose Apezarena

Decían en Podemos que ellos son distintos

·Publicidad·
·Publicidad·