Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El trabajo importa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alguien comentaba sus propósitos para el nuevo año (dejar de fumar, comer más sano, apuntarse a un gimnasio y trabajar mejor). Pensé en nuestras tareas, fuentes de ingresos o no, que han de llevarnos a una unión con el trabajo que Dios sigue haciendo a través de nosotros.

Sí, Dios trabaja cuando hace surgir el sol o lo oculta detrás de las montañas. Trabaja cuando nos saluda con la brisa o nos calienta con el fuego, trabaja para descansarnos y lo hace en todo tiempo. El trabajo

del hombre no es tan complicado, pero debe elevarse al Cielo como el humo de una hoguera en la que quemamos nuestro holocausto: un trabajo bien hecho, ofrecido al Creador y sustento de almas lejanas o cercanas que sufren abatimiento, enfermedad o dolor.

El trabajo nos dignifica, aparta de nosotros la inacción que nos deshumaniza y nos hace aptos para oír la voz de Dios que llama a sus hijos a cooperar en un mundo feliz, al menos en su original pensamiento.

·Publicidad·
·Publicidad·