Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ministro Caldera conoció el cierre de Delphi tres semanas antes y la Junta de Andalucía intentó en vano que se produjera después de las elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cierre de la factoría de Delphi en Puerto Real (Cádiz) se ha convertido en un grave problema político para el Gobierno, y también para la Junta de Andalucía. Pero la noticia ya era conocida y hasta se intentó que no se anunciara hasta pasadas las elecciones municipales y autonómicas.

Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, conocía tres semanas antes del cierre que el hecho se iba a producir. Y la Junta de Andalucía sabía que era inevitable desde hace tres años. Más aún, presionó, aunque en vano, para que la clausura no se produjera hasta el mes de junio, es decir, una vez pasados los comicios del 27 de mayo.

Desde que tuvo conocimiento de la situación, la Junta ha dispuesto de tiempo para buscar una solución alternativa dirigida a crear tejido industrial y riqueza en la zona, y no lo ha conseguido.

La multinacional, que deja en la calle a 1.500 trabajadores y pone en peligro casi 5.000 empleos indirectos, esperaba que se produjeran actos de violencia en la factoría, para así poder cerrarla con ese “argumento” y evitar subvenciones.

La primera medida de las autoridades, por cierto, fue enviar a las puertas de la fábrica 16 tanquetas de las fuerzas de orden público, algo que más parecía una provocación a los trabajadores que otra cosa, si bien la plantilla ha reaccionado con cierta calma. Muchos empleados que se quedan en la calle tienen más de 45 años, y quieren darles 20 días por año trabajado.

·Publicidad·
·Publicidad·