Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Dirigentes del PSOE aseguran que Trinidad Jiménez es un problema más en la crisis del Sahara. Moratinos utilizaba a un hombre clave para negociar y ya no está

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ministra de Exteriores está desaparecida en la actual crisis con Marruecos. Trinidad Jiménez no está gestionando en primera persona el conflicto del Sahara y en el PSOE hay dirigentes que reprochan con dureza su ausencia. Aseguran que con Moratinos hubiera sido muy diferente.

Según ha sabido El Confidencial Digital, destacados dirigentes socialistas se muestran muy críticos con la gestión de Jiménez con respecto al Sahara. En el partido no confían en que la ministra pueda gestionar con solvencia un ministerio tan complejo como es el de Exteriores y le acusan en privado de haberse convertido en un problema añadido al conflicto.

Sus reproches se centran en varios aspectos:

-- La forma de abordar los problemas. A lo largo de esta crisis, Trinidad Jiménez no ha utilizado un lenguaje medido y moderado. Una gestión muy diferente a la que hubiera realizado Moratinos.

-- Los socialistas comentan que no entienden por qué Zapatero sustituyó a Moratinos, “que ya le tenía cogido el pulso al ministerio” y que hubiera maniobrado mucho mejor ante esta situación desagradable.

-- Trinidad Jiménez en cambio se fue de viaje a visitar a Evo Morales en pleno conflicto de El Aaiún, critican en el partido socialista.

-- Además, los socialistas están comprobando como una de sus ‘banderas’, la del Frente Polisario, está pasando ahora a manos del principal partido de la oposición (ya se vio en la manifestación del sábado en Madrid a Esteban González Pons) y esto es algo que les deja en evidencia, lamentan.

En el PSOE también echan en falta a una figura clave en la etapa de Moratinos: su jefe de gabinete, Agustín Santos. Él era el encargado de negociar en cuestiones delicadas en nombre del Gobierno. Así ocurrió durante la crisis con Aminatu Haidar, cuando Santos viajó hasta Lanzarote para hablar con la activista saharaui y solucionar el conflicto de una manera satisfactoria para España.

Ahora, lamentan los socialistas, con Joan Segura todo está llevándose de manera muy diferente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·